En momentos de constantes pesadillas, Baltimore es un rayito de esperanza

Las elecciones de Noviembre del 2018 nos llega con muchos retos en las urnas. Tenemos que cambiar el rumbo al que se dirige el país, y de una vez por todo parar las faltas de respeto, la agresión, y las leyes injustas hacia las comunidades de color.
En momentos de constantes pesadillas, Baltimore es un rayito de esperanza
Foto: Maqueta de CASA, Baltimore / CASA

Desde hace 25 años que soy activista y defensor de los derechos civiles y humanos de mi comunidad, me ha tocado ver y luchar contra muchas propuestas de ley y ataques de odio hacia nosotros. Pero nada se ha igualado al imparable  2018, el cual se ha caracterizado por ser un año de constantes agresiones, insultos, y medidas crueles e inhumanas por parte de la administración Trump y por algunos republicanos, hacia la comunidad trabajadora e inmigrante que aporta diariamente al crecimiento económico del país.

Por desgracia, algunas ciudades y estados se han sumado a estos ataques, haciendo que nuestras comunidades pierdan confianza en la agencia policial creada para protegerlas. Esto deja a muchos inmigrantes con pavor de hacer una llamada a la policía para reportar algún delito o bien pedir ayudar. Otras ciudades han decidido apoyar a la administración con medidas racistas y crueles.

Sin embargo, no todo está perdido, y hay ciudades que han decidido salir a la defensa de los inmigrantes e incluso aportando económicamente para que nuestras comunidades sean integradas a nuestra sociedad.

Como lo es  la coalición de ciudades por la ciudadanía, que ayuda de manera activa a que residentes permanentes puedan someter su ciudadanía y defender los derechos de estos mismos. Y Baltimore es es un ejemplo claro de una ciudad que está siendo rescatada y construida por las comunidades de color.

Baltimore va más allá ya que no solo reconoce el valor y la aportación de los inmigrantes. Ha propuesto legislaciones para defender y proteger a la comunidad. Ahora, quiere empoderar a los inmigrantes aportando financieramente a que nuestra organización CASA crezca aún más. Este mes, pondremos la primera piedra del que será el centro proinmigrante más grande en el estado de Maryland el cual proveerá más de 10 programas de integración.

Las elecciones de Noviembre del 2018 nos llega con muchos retos en las urnas. Tenemos que cambiar el rumbo al que se dirige el país, y de una vez por todo parar las faltas de respeto, la agresión, y las leyes injustas hacia las comunidades de color. Es por eso que en CASA queremos empoderar a nuestra comunidad para lograr integrarse para que en un futuro próximo puedan ser ellos quienes elijan a sus gobernantes. Gracias a ciudades como Baltimore ya vamos por buen camino.

Gustavo Torres es el Director Ejecutivo de CASA, la organización pro-inmigrante más grande del área metropolitana de Washington D.C.