El Mega Millions desata la fiebre por ‘pegarle al gordo’

Latinos cuentan qué harían con el dinero de ganarse la lotería, que hoy se juega un pozo de más de $540 millones
El Mega Millions desata la fiebre por ‘pegarle al gordo’
Una larga fila de clientes esperaba comprar su boleto para el sorteo. / Aurelia Ventura.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Era mediodía y la línea de una famosa tienda que vende boletos de lotería en Hawthorne, una ciudad al suroeste de Los Ángeles, se alargaba cada vez más este jueves con decenas de fanáticos que ansiosos llegaban a adquir uno —o varios— boletos para probar su suerte.

En la fila se podía oír a varios emocionados, quienes soñaban con lo que harían si llegaran a ganar el premio mayor del Mega Millions, que se sorteará este viernes y hasta el cierre de esta edición había acumulado un pozo de 548 millones de dólares.

Salomón García dijo que lleva más de 20 años jugando a la lotería y en el pasado ha tenido un poco de suerte.

“Sí, me he ganado unos mil dólares”, cuenta el hombre de origen mexicano, quien ayer contó que planeaba comprar hasta 20 dólares de boletos para el Mega Millions.

“Con suerte si me lo gano, en mi mente está ayudar a la gente que de veras lo necesita. Claro después de ayudar a mi familia primero”, dijo García. “A mí me gustaría comprarme una casita”.

Salomón Garcia dijo que tiene más de 20 años jugando a la lotería. / Aurelia Ventura/La Opinion.

A pocos pasos se encontraba Elizabeth Corán quien confesó ser una fiel jugadora de la lotería.

“Siempre juego una o dos veces por semana. Compro junto con mis compañeros del trabajo y también por mi cuenta”, dijo con expectativa esta mujer, quien no solo llevaba en la mano el boleto del Mega Millions sino que también se animó a comprar el Fantasy 5 que está en 442 millones y el del Super Lotto que juega 13 millones de dólares.

“Ya les dije a mis compañeros que si yo gano con el boleto que me compre por mi cuenta también les voy a dar algo… Con que me gane la Super Lotto me conformo”, añadió a carcajadas.

De ser la afortunada ganadora, Corán dijo que le gustaría donar la mayor parte a los necesitados y también comprarse una casa. “Dios me ha bendecido mucho que no tengo mucha necesidad”, aseveró.

Mientras tanto, su amiga Vanessa Montreal dijo haber comprado un solo boleto. “Si vas a ganar, vas a ganar con uno, no con muchos”, dijo.

La joven contó que sueña con ganar el Mega Millions para poder pagar todas sus deudas y eventualmente poder viajar. No obstante, poco antes de irse, las amigas se negaron a frotar la imagen del pajarito de la suerte que se encuentra en la tienda. Dijeron que no tenían esa cábala pese a que dicho establecimiento es popular por su talismán del pájaro azul.

Vanessa Montreal compra un boleto con la esperanza de que sea el ganador. /Aurelia Ventura.

Cálculos para ganar

Cada vez que el premio se acumula, causa una especie de fiebre de la fortuna entre los compradores, y no es para menos. Este premio, de 548 millones de dólares, está considerado como el pozo más grande en los últimos nueve meses.

Sin embargo, las probabilidades de ‘pegarle al gordo’ y acertar los seis números son de una en 302.5 millones.

El Mega Millions registró un récord con un premio mayor de 656 millones de dólares en 2012. El dinero fue compartido por los ganadores en tres estados. Un año más tarde, cuando el premio fue de 648 millones de dólares, se repartió entre dos afortunados de California y de Georgia.

Decenas de latinos cuentan que de ganar el premio mayor donarían una parte para ayudar. / getty

En el establecimiento Blue Bird de Hawthorne, conocido como una tienda de lotería de la buena suerte —por tener múltiples ganadores en el pasado— Rosario Ordoñez compraba cerca de 40 boletos de lotería. Todos los números fueron escogidos por ella. “A esa máquina no le creo nada, mejor yo escojo mis números”, dijo con una sonrisa. La mujer confesó ser una fiel compradora de la lotería y ya tiene planes para el premio mayor.

“Ayudaría a los pobres, principalmente a los niños que no tienen padres… Y a mis hijos les compraría todo lo que quieran”.

De ganar, al premio de 548 millones de dólares deberá descontársele los impuestos y el ganador podría optar por un solo pago de 309 millones de dólares o recibir un pago al año por tres décadas.

Rosario Ordoñez cuenta que ella escoge todos los números de sus boletos. / Aurelia Ventura.