El mejor cuidado anti-edad para la piel

El mejor cuidado anti-edad para la piel

Al igual que los huesos, la piel a menudo se vuelve más frágil con la edad. Puede verse más delicada y propensa a las lágrimas e irritación que antes. También la piel se siente más seca y con más picazón.

“Muchos factores, entre ellos la pérdida de colágeno, los cambios en los vasos sanguíneos, la exposición al sol y los medicamentos, se combinan para afectar qué tan bien funciona la piel”, dice Sarina Elmariah, MD, Ph.D., dermatóloga en el General Hospital de Massachusetts en Boston.

Mantener la piel saludable es importante, ya que actúa como una barrera entre tu cuerpo y todos los daños potenciales del mundo exterior.

El tratamiento correcto de tu piel puede reforzar esa barrera, a cualquier edad.

Y tomar algunas medidas inteligentes puede hacer una gran diferencia cuando se trata del cuidado antienvejecimiento de la piel. Esto es lo que debes hacer.

¿Qué está causando esos cambios en la piel?

Tu piel está compuesta de varias capas. Cada una se vuelve más delgada con el paso del tiempo. Todas las capas contienen colágeno, la proteína que proporciona estructura y mantiene la piel gruesa y firme.

Con la edad y la exposición al sol, la producción de colágeno disminuye, causando a menudo flacidez, arrugas y una recuperación más lenta. De hecho, las heridas pueden durar hasta 4 veces más en los adultos mayores que en las personas más jóvenes.

Además de las fuerzas del envejecimiento y el medio ambiente, varios otros factores pueden contribuir al adelgazamiento de la piel. La menopausia puede hacer que sea más difícil que la piel retenga la humedad, dejándola casi como un papel. Muchos medicamentos comunes también pueden adelgazar la piel o hacer que se lastime más fácilmente, incluidos los esteroides orales (como la prednisona), los esteroides tópicos (como la hidrocortisona) y algunos anticoagulantes (incluida la aspirina).

La piel no solo se adelgaza con la edad; también se vuelve más seca. Hasta el 85% de los adultos mayores tienen la piel extremadamente seca (conocida como xerosis).

Pero no es inevitable: cuando la capa más externa de la piel funciona de la mejor manera, mantiene la humedad y protege la piel de agresiones externas (como sustancias químicas, humo y otros irritantes). Mejorar la fuerza de esta capa ayudará a que tu piel se sienta menos seca e irritada y se vea mejor.

Actualiza tus hábitos de cuidado de la piel

“Cuidar tu piel de manera adecuada se vuelve aún más importante a medida que envejeces”, dice Shari Lipner, M.D., Ph.D., dermatóloga de Weill Cornell Medicine y NewYork-Presbyterian Hospital en la ciudad de New York. “Y eso puede significar cambiar algunos de tus productos y hábitos para el cuidado de la piel”.

Renuncia a duchas y baños largos, calientes; ambos pueden secar e irritar la piel, especialmente durante el clima frío y seco. “Limita tus duchas y baños a 5 o 10 minutos en agua tibia, no caliente,” dice Elmariah.

También querrás volver a evaluar algunos de los productos en tu baño. Deshazte de cualquier exfoliante duro, por ejemplo. Si deseas exfoliar la piel muerta y seca, intenta frotar una toallita suave sobre la piel húmeda, sugiere David E. Bank, M.D., director del Center for Dermatology, Cosmetic & Laser Surgery en Mount Kisco, N.Y.

Busca un jabón suave, barra o líquido, que no tenga fragancia, ya que las fragancias pueden irritar la piel sensible y secarla. Y tan pronto como te seques con la toalla, asegúrate de hidratarte la piel de pies a cabeza.

“Si te untas crema hidratante sobre la piel aún húmeda, te ayuda a mantener la humedad”, dice Lipner. Las cremas son más ricas y más hidratantes que las lociones; los ungüentos (como la vaselina) son mejores para sellar la barrera y retener el agua.

Una revisión de 33 estudios, publicada en el British Journal of Dermatology en 2013, encontró que una combinación de ingredientes que retienen la humedad en la piel (como la glicerina, el ácido hialurónico y el ácido láctico) y aquellos que contienen ingredientes grasos para suavizarla (tales como manteca de cacao, lanolina y vaselina son mejores para mejorar la sequedad y reforzar esta barrera crítica. La mejor estrategia de cuidado de la piel utiliza ingredientes de ambos grupos.

Cuidar las heridas de la manera correcta

La piel delgada y frágil es más propensa a los cortes y rasguños que la piel sana. Pero ten cuidado con los vendajes adhesivos, que pueden irritar o cortar la piel, dice Bank. Busca etiquetas que digan “piel sensible” (piel delicada) o cubre la herida con una gasa antiadherente y usa cinta de papel o una envoltura elástica (como una venda Ace) para mantenerla en su lugar.

En las personas con diabetes, enfermedad de las arterias periféricas y algunos otros problemas de salud, las heridas pueden volverse crónicas, generalmente definidas como que no se curan en 3 meses. Habla con tu médico si una cortada no se está curando normalmente.

Nota del editor: Este artículo también salió en el boletín de septiembre de 2018 de Consumer Reports On Health.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.