Más de 26 millones de personas ya han votado en comicios legislativos, dice informe  

Votantes de ambos partidos han aumentado su participación por adelantado, motivados por temas como la salud, la economía e inmigración

Más de 26 millones de personas ya han votado en comicios legislativos, dice informe   
El martes 6 es el día de votación.
Foto: Stephanie Keith/Getty Images

WASHINGTON — Más de 26 millones de personas han acudido ya a las urnas para definir el control del Congreso y centenares de puestos locales y estatales, superando la cifra de 2014 y a cinco días de unos reñidos comicios en que la inmigración podría jugar un papel dominante.

Según el “Proyecto de Elecciones de EEUU”, un proyecto del analista político Michael P. Donald, de la Universidad de Florida en Gainesville, para la fecha de hoy poco más de 26.4 millones de personas ya han votado por adelantado de cara a los comicios legislativos de mitad de término.

Esto son casi seis millones más que en el proceso similar de 2014, cuando en el mismo periodo más de 17 millones habían votado en los comicios, según la página web, que rastrea casi en tiempo real el número de votantes que han acudido a las urnas.

Según un desglosado proveído por Donald, especialista en temas electorales, entre los estados con mayor participación por adelantado figuran aquellos con contiendas muy reñidas, incluyendo Florida, con 3.7 millones; Texas, con 3.6 millones; California, con 2.8 millones; Georgia, con 1.6 millones, y Carolina del Norte, con 1.5 millones.

Los datos de Nueva York y Nueva Jersey apuntan a que 43,990 y 89,973, respectivamente, han salido a votar.

Según los datos de Donald, la mayor movilización de votantes de ambos partidos ha sucedido en estados con reñidas contiendas para escaños en el Senado o para la gobernación, como Texas, mientras que en los estados con una baja participación electoral la ventaja la llevan los inscritos con el Partido Demócrata.

Eso apuntaría al descontento de los demócratas con el ambiente político nacional, que lo han canalizado hacia las contiendas locales, indicó Donald, quien ofrece en su cuenta en Twitter un análisis en tiempo real de las tendencias electorales.

Una fuente legislativa demócrata, que pidió el anonimato, señaló a este diario que los hispanos serán clave en varios distritos con reñidas contiendas en distritos en California, Texas, y Nevada, hacia los que el Partido Demócrata ha canalizado más de $30 millones para la movilización de los votantes hispanos y demás minorías.

Los números de hispanos que han votado por adelanto, en cifras que superan a las 2014 o que son similiares a las de 2016 “son alentadores para los demócratas y muestran una clara correlación con estas inversiones” del Comité de Campañas Demócratas del Congreso (DCCC), según la fuente.

El Comité Nacional Republicano (RNC) también ha elaborado una ambicioso plan electoral que incluye la movilización de más de 20,000 organizadores, una cifra que es cuatro veces mayor que la de 2016, según la presidenta de  la entidad política, Ronna McDaniel.

“Cuando hablamos sobre empleos, economía y los resultados que el pueblo está viendo, ese es el mensaje que estamos transmitiendo a los votantes. Son los resultados, no la resistencia, pero vamos a estar en un período de medio término fuerte”, dijo McDaniel recientemente.

El entusiasmo por las elecciones legislativas ha contagiado a votantes en ambos partidos, motivados por asuntos como la cobertura médica, la salud de la economía, y la creación de empleos. En las últimas semanas, sin embargo, el presidente Donald Trump ha dicho que los comicios serán un “referendo” sobre su mandato, y ha utilizado el combate contra la inmigración ilegal para movilizar a su base.

Además de los temas sobre el tapete, varios estados han adoptado leyes que facilitan el voto por adelantado, lo que ha contribuido a batir el récord de 2014.

Más hispanos en las urnas

La semana pasada, la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos (NALEO), vaticinó que más de 7,8 millones de hispanos votarán en este ciclo electoral, un incremento del 15% sobre los comicios de mitad de término de 2014.

Un análisis divulgado hoy por el “New American Economy” (NAE) indicó que las contiendas más reñidas de 2018 han registrado un “aumento agudo” en votantes hispanos, asiáticos y de extranjeros naturalizados, en algunos casos superando el margen de victoria en su distrito en los comicios de 2016.

Ese informe, que cuenta de los cambios demográficos del electorado en 45 contiendas en distritos competitivos para el Congreso, calculó que el porcentaje de votantes blancos bajará en todos menos uno de esos distritos entre 2016 y este año, mientras que el de los votantes hispanos incrementará en 37 distritos durante ese período.

Los declives de votantes blancos en esos distritos continuarán aún más en 2020, año de las elecciones presidenciales, según proyecciones del grupo, que representa a más de 500 alcaldes de ambos partidos y líderes empresariales que apoyan una reforma migratoria adecuada a la realidad económica del país.

En cuatro distritos, el incremento en el voto de las minorías superará el margen de victoria del candidato republicano en 2016, y esa situación se extenderá a cinco distritos para 2020.

“El electorado está cambiando, particularmente en distritos bisagra que prometen definir los comicios de mitad de término de 2018. Los políticos que hagan caso omiso de estos datos sobre el cambio demográfico lo harán a su propio riesgo”, dijo John Feinblatt, presidente de NAE.