Se opera 9 veces para parecerse a Ivanka Trump

La belleza de la Primera Dama y de la hija del presidente Trump son de las más admiradas
Se opera 9 veces para parecerse a Ivanka Trump
Ivanka Trump es asesora en la Casa Blanca.
Foto: RYAN MCBRIDE/AFP/Getty Images

Sarah Schmidt, de 34 años se sometió a nueve operaciones, y se gastó más de $26,000 dólares para mejorar su físico y parecerse a…Ivanka Trump.

Lo que empezó con un capricho para quitarse algún que otro complejo de encima terminó por ser una obsesión que le ha cambiado la apariencia.

Anhelaba someterse a cirugía plástica desde los 10 años y aunque al principio quería parecerse a las modelos de Playboy, sus gustos cambiaron.

Sarah, que es analista de tecnología, se metió a quirófano para una operación que duró más de tres horas y que resultó en ella convertida en su ideal de perfección.

La Dra. Franklin Rose le realizó una rinoplastia, liposucción debajo de las mejillas y la barbilla, y liposucción en la parte superior de los brazos, la parte inferior de la espalda, el abdomen, las caderas y los muslos.

La grasa drenada de su cuerpo, alrededor del equivalente a media pinta (275 ml), se inyectó en sus nalgas como parte de un lifting de glúteos brasileño.

También se le rellenaron las mejillas, la barbilla y los labios. Ahora casi recuperada, dice que no podría estar más feliz con su look en el que se la compara regularmente con Ivanka y que ha bajado hasta dos tallas de vestido de su talla anterior de ocho cuadros.

“He tenido amigos que me dicen que me parezco a Ivanka Trump, sobre todo al estar al lado de una foto de ella. Mi compañero de cuarto y mis amigos me han comentado que realmente me parezco a ella y que pueden ver el parecido”, según informa Metro.

A pesar de cambiar su apariencia para parecerse a la hija del presidente, Sarah insiste en que su decisión no fue política: “Mis opiniones políticas son bastante liberales y no hay motivación política, no soy una fanática de Trump”, afirma Sarah Schmidt.