Abogados de CHIRLA viajan a México para asesorar a la caravana migrante

Estarán tres días dando orientación a los migrantes centroamericanos para hablarles de sus derechos, pero también riesgos
Abogados de CHIRLA viajan a México para asesorar a la caravana migrante
Richard Lucero, abogado en migración, jefe del equipo de defensa de deportación de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes (CHIRLA) (Araceli Martínez/La Opinión).
Foto: Araceli Martínez / La Opinion

Este jueves 8 de noviembre, tres abogados de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes (CHIRLA) viajarán a la ciudad de México para orientar a los integrantes de la caravana migrante sobre sus derechos y lo que les espera al llegar a la frontera sur.

Richard Lucero, abogado en migración y jefe del equipo de defensa de deportación de CHIRLA, afirma que muchos inmigrantes piensan que con presentarse en la frontera y solicitar asilo político, les van a dar este beneficio y la residencia junto con un permiso de trabajo.

“Eso no es así. No es suficiente con decir que vienen huyendo de la violencia para que les den el asilo. No es tan fácil”, dice.

Agrega que algunos factores que pueden ayudarlos, es contar con un buen abogado, pero también depende del juez que les toque.

El abogado en migración de CHIRLA, Richard Lucero habla sobre los derechos que tienen los solicitantes de asilo, pero también de los riesgos que enfrentan (Aurelia Ventura/La Opinion)

Obtener el asilo político, se ha vuelto más difícil cada día. Se necesita probar que huyen del país por opiniones políticas en contra del gobierno, por persecución, por razones de religión, raza, nacionalidad, o por ser parte de un grupo protegido como personas transgénero y otros”, explica.

Subraya que lamentablemente, el asilo no se otorga a personas que huyen de la violencia, a menos que sea infligida por un gobierno. “En el caso de la violencia por pandillas, no se les concede el asilo a menos que la persona sea testigo contra un pandillero o se haya enfrentado a los pandilleros”, señaló.

Es complicado, explica Lucero, pero destaca que en general la violencia por pandillas no permite a una persona calificar en automático para el asilo político en Estados Unidos.

“Ni siquiera la violencia doméstica, es ya una razón justificada para pedir el asilo, bajo las leyes de Estados Unidos”, menciona.

¿Qué tienen que hacer?

Lo primero que los miembros de la caravana deben saber, son sus derechos, señala el experto en migración.

“Al entregarse en la frontera y solicitar asilo, tienen derecho a una entrevista de miedo creíble. No debe pasar más de dos o tres semanas para que se les den”, explica.

Los migrantes que integran la caravana migrante necesitan ser informados de sus derechos, dice el abogado en migración Richard Lucero. (EFE).

¿Qué puede pasar durante la entrevista con el oficial de asilo?

“La primera posibilidad es que el oficial puede creer que no hay suficiente evidencia y los manden de regreso a su país de origen; la segunda opción es que les den la oportunidad de que un juez escuche su caso y mientras tanto se quedan detenidos tres o cuatro meses”.

Cuando un juez escucha el caso, si se pierde, se puede apelar a unas cortes más altas, lo cual puede tomar años de encierro en un centro de detención del Servicio de Migración y Aduanas (ICE).

Y ahí viene una tercera posibilidad, un juez puede aprobarles una fianza para salir libre y pelear el caso de asilo en libertad.

“Las personas califican para el permiso de trabajo a los 180 días, después que se archiva lo solicitud de asilo con un juez de inmigración”, precisa.

¿Qué pasa con los padres y sus hijos menores?

El abogado Lucero dice que ahorita ya no están separando a padres e hijos en la frontera.

“Cuando los padres son aceptados con sus menores de edad, no pueden dejarlos detenidos más de 20 días. Así que deben dejarlos libres para que peleen su caso en libertad”, dijo.

El abogado de migración señala que a muchos inmigrantes que buscan asilo en Estados Unidos, no son informados bien de lo que les espera al entrar al país. “Esa es la razón por la que tres abogados de CHIRLA y una estudiante que acaba de presentar su examen para abogada, viajaremos a la ciudad de México durante tres días para encontrarnos con miembros de la caravana y hablarles de sus derechos y riesgos al ingresar al país”, observa.

Acompañan a Richard Lucero, las abogadas Jennefer Cannales y Cinthia Flores, y la paralegal Maritza Agúndez.

La caravana migrante está integrada por inmigrantes de Centroamérica que viajan a través de México para solicitar refugio y asilo político en Estados Unidos, a causa de la violencia y pobreza extrema que viven en sus países. Se espera que para finales de este mes, pudieran llegar a la frontera sur del país.

Alrededor de la web