“Era como ver hojas caer”, dice sobreviviente de masacre en California

Sobreviviente cuenta su experiencia en el tiroteo en Thousand Oaks
“Era como ver hojas caer”, dice sobreviviente de masacre en California
Santos Tecum se hizo el muerto para lograr sobrevivir el ataque. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

“Era como ver hojas caer”, recordó Santos Tecum al hablar sobre las personas que eran abatidas a tiros por un atacante en la discoteca Borderland Bar & Grill de Thousand Oaks el miércoles por la noche.

Tecum, de 26 años, dijo que lo que inicialmente parecía una noche agradable en un bar se convirtió en la segunda tragedia más grande de su vida. La primera fue cuando perdió su pie derecho en un accidente de motocicleta.

“Yo llegue casi a las 9:00 de la noche. Me fui a desestresar al bar para escuchar la música”, relató Tecum, quien asistía por primera vez al bar.

Cuando eran aproximadamente las 11:00 de la noche escuchó los sonidos de las balas y vio a la gente correr mientras las mesas y otros objetos volaban por todos lados.

“Fue muy triste, mucha gente se estaba muriendo, jóvenes principalmente. Mucha gente se salía por las ventanas”, recordó Tecum, quien se apoya de muletas para caminar.

Debido a que su movilidad es limitada, él optó por tirarse al suelo y hacerse el muerto.

“Primero le pedía a Dios qué hago, creo que Dios me dijo que me quedara ahí. Estaba temblando y no respiraba porque yo dije ‘Si esta persona me ve respirar me mata’”, recordó Tecum. “Honestamente no vi al sospechoso, pero vi la pistola que tenía como un láser. Yo llorando asustado”.

Santos Tecum (centro) llegó el miércoles por la tarde para intentar recuperar su auto que estaba en el estacionamiento del bar Bordeline en Thousand Oaks. (Aurelia Ventura/La Opinión)

Tecum calcula que estuvo en el suelo unos 20 o 30 minutos hasta que el equipo de tácticas especiales (SWAT) lo ayudó a salir.

El miércoles por la tarde, él llegó de nuevo al bar para intentar recoger su auto.

“La policía no me dejó sacar el carro en la noche. Que es para evidencia. Ahí está mi teléfono, mis llaves del apartamento. Todo”, dijo Tecum, asegurando que tampoco había dormido debido a que todavía tenía presente la tragedia en la mente.

El hombre dijo que su fe es lo que lo mantuvo vivo. “Yo estaba muy asustado orando. Yo decía, no me voy a morir, todavía no tengo familia. Mantuve esa fe”.

Los últimos detalles

En conferencia de prensa, el agente Miguel González del Departamento del Sheriff del condado de Ventura, dijo que continúan procesando el restaurante/bar, así como los vehículos del estacionamiento, incluyendo el auto del atacante y su casa.

“La investigación sigue, hay detalles que todavía no se pueden informar a los medios. Estamos buscando cuáles fueron los posibles motivos”, dijo González.

Un agente del FBI y un perro revisan la casa del sospechoso en Newbury Park. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

El agente confirmó que en el mes de abril un familiar llamó a la policía para que investigaran al atacante, identificado como Ian David Long de 28 años, por un problema que estaba causando en su hogar.

“Como protocolo la unidad de crisis del departamento de salud llegó para evaluarlo y no vieron motivo para llevarlo a un tratamiento”, dijo González.

Desde entonces no se habían encontrado más problemas con el atacante hasta el miércoles cuando atacó en el bar.


Alrededor de la web