San Bernardino, el condado con más arrestos de la migra

Las detenciones de migrantes al salir de las cortes o durante operativos, tienen preocupados a activistas y los indocumentados
San Bernardino, el condado con más arrestos de la migra
Foto: John Moore / Getty Images

A mediados de agosto, Ismael Santana Alvarado pensó que su problema legal relacionado con la violencia domestica había quedado en el pasado. Tras pagar una fianza de 4,000 dólares, Alvarado, de 40 años de edad, fue liberado de una cárcel de Rancho Cucamonga.

Sin embargo, el padre de seis hijos no disfrutó por mucho tiempo su libertad ya que fue abordado por agentes de inmigración mientras se dirigía a su vehículo. Fue esposado, esculcado y trasladado al centro de detención Theo Lacy en el condado de Orange en donde enfrentaba la posible deportación.

“Ahí miré como los agentes del Sheriff maltratan a las personas y como inmigración acosa a los detenidos, los obliga a que firmen su salida voluntaria. Trabajan en conjunto para perjudicar a los residentes que no tenemos documentos”, comentó el residente de San Bernardino a La Opinión.

El calvario de Alvarado, cabeza de familia, comenzó el 14 de julio cuando fue arrestado bajo cargos de violencia doméstica, pese a que no agredió a nadie físicamente. Ese día, Alvarado sufrió una crisis nerviosa y su estado de humor se volvió agresivo y chocante.

“Pero cuando me checaron en la cárcel se dieron cuenta de que mi nivel de azúcar estaba por encima de 600. Me dijeron que estaba a punto de sufrir un coma diabético. Para mí, llegar a la cárcel me salvo la vida”, expresó.

El oriundo de Jalisco, México que arribó a Estados Unidos hace más de dos décadas, pudo aclarar la situación y pagar la fianza para ser puesto en libertad; sin embargo y debido a que fue arrestado por inmigración, Alvarado no pudo acudir a su cita con la corte, por lo que un juez aprobó una orden de arresto en su contra.

Ismael Santana Alvarado. (Suministrada)

Tras pagar una fianza de 25,000 dólares impuesta por las autoridades migratorias, Alvarado regresó a la cárcel de San Bernardino para cumplir con su orden de arresto.

“Ellos solo quieren dinero, a ellos no les importas como persona. Por suerte que me tocó un juez de inmigración que me aconsejó y me dio quebrada. Me dijo que me perdonaba todo si podría demostrar que soy cabeza de hogar y que mis hijos sufrirían sin mí”, comentó.

Alvarado aseveró tener las pruebas contundentes para evitar la deportación. Su hija Rosa Santana, de 18 años de edad, fue recientemente diagnosticada con un tumor en el cerebro y necesita atención médica inmediata, razón por la cual la presencia de Alvarado en el país es necesaria.

“La verdad que está crítica la situación, pero mi fe en Dios nos sacará adelante. Estoy endeudado con dos fianzas, pero tengo mucha fe en que mi hija quedará bien, y que mi problema legal se resolverá. Solo le pido a Dios salud, de lo demás yo me encargo”, añadió.

La migra anda suelta

Emilio García, director ejecutivo del centro de servicios comunitarios de San Bernardino, dijo a La Opinión sentir preocupación ante la ola de arrestos migratorios en las afueras de cárceles y cortes.

“Expresamos una preocupación por el incremento de los operativos migratorios que siguen causando temor y zozobra en nuestras comunidades. Seguimos denunciando la separación de nuestras familias y la aportación de miembros productivos de nuestra comunidad”, dijo García.

Estos tipos de arrestos no son nuevos en la zona e incluso han ocurrido a lo largo y ancho de la región de Inland Empire. El arresto de Alvarado es uno más en la larga lista de detenciones durante operativos catalogados como “crueles” e “inhumanos” por activistas locales.

La situación es tal que el condado de San Bernardino encabeza una penosa lista de regiones con más arrestos migratorios en el país. Según TRAC, un centro investigativo no partidista afiliado a la Escuela Pública de Comunicaciones en la Universidad de Syracuse, en el condado de San Bernardino se llevó a cabo el mayor número de arrestos de residentes indocumentados en tiempos recientes.

Según TRAC, el 28 por ciento de arrestos recientes por parte de ICE ocurrieron en diez condados alrededor del país, siendo el condado de San Bernardino el número uno con casi 1,000 arrestos. Cabe señalar que en todo el país existen alrededor de 3,200 condados.

Estos arrestos se suscitaron en un periodo de ocho meses, entre octubre de 2017 y mayo de 2018 y en la lista con el mayor número de arrestos están tres condados de California, San Bernardino, San Diego y Los Ángeles, indicó TRAC.

Datos indican que en la región de Inland Empire, conformada por los condados de San Bernardino y Riverside, habitaban en 2015 alrededor de 275,000 indocumentados. En el condado de San Bernardino, una región con 2.1 millones de pobladores, vivían más de 125,000 indocumentados, mientras que en Riverside vivían alrededor de 150,000 personas sin documentos.

Activistas como García no se sorprenden por estas cifras y saben que los arrestos continuarán y que la población inmigrante continuará siendo blanco de la administración del presidente Donald Trump, por lo cual recomendó conocer sus derechos, y estar atentos a las noticias.

Por su parte, Alvarado eleva una oración al cielo pidiendo que su caso se solucione y que la salud de su hija regrese a su normalidad.

Alvarado se prepara así para su cita con inmigración el próximo 4 de diciembre.