El condado de Los Ángeles da un entierro digno a todos

Sepultan a más de mil personas que murieron sin haber sido reclamados
El condado de Los Ángeles da un entierro digno a todos
Un total de 1,467 personas que fallecieron en 2015 sin ser reclamados por familiares, fueron enterradas en el cementerio del condado de Los Ángeles. ( Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Eran indigentes, bebés recién nacidos, inmigrantes. En su vida tuvieron amores, miedos, sueños y tristezas.

Y aunque eran de distintas etnias y edades, lo que los unió al final fue que nadie reclamó sus cadáveres al morir, o fallecieron sin ser identificados.

Es por eso que este miércoles – como lo viene haciendo desde 1896 – el condado de Los Ángeles los sepultó con respeto y dignidad en un entierro celebrado en el Cementerio y Crematorio del condado de Los Ángeles sobre la Calle 1st.

Autoridades locales, representantes de diversas religiones y personas de buena voluntad se congregaron para honrar las vidas de 1,467 personas que fallecieron en 2015 (el condado mantiene sus restos por tres años).

En el evento participan autoridades locales y representantes de distintas religions, así como personas que año con año llegan para dar un entierro digno a estas personas. (Aurelia Ventura/La Opinion)
En el evento participan autoridades locales y representantes de distintas religions, así como personas que año con año llegan para dar un entierro digno a estas personas. (Aurelia Ventura/La Opinion)

“Quizá tuvieron vidas difíciles, pero ahora descansan en paz”, dijo la supervisora, Janice Hahn, que fue parte del cotejo, y quien recalcó que la ceremonia es un compromiso para “darle a toda persona que muere en el condado el entierre más apropiado y respetuoso que podamos”.

Helen Dion tiene cinco años participando en el emotivo evento.

“Se me hace un gesto muy hermoso que el condado puede hacer esto por la gente que no tiene quien la entierre y cada año se me hace más bonito”, expresó la salvadoreña que llegó con un ramo de flores.

“Yo tengo mucha familia y amigos que sus familiares han salido de otros países y nunca regresaron y nunca supieron (qué pasó con ellos)”, expresó. “A veces los hijos vienen (a Estados Unidos) y las madres no saben nada de ellos”.

El evento tiende a ser muy emotivo. ( Aurelia Ventura/La Opinion)
El evento tiende a ser muy emotivo. ( Aurelia Ventura/La Opinion)

Dice que la ceremonia también le recuerda la importancia de mantener la comunicación con los seres queridos. “Que cada uno tengamos conciencia de este evento porque es importante que estemos juntos y poder honrar a la gente que no tiene quien la honre”, recalcó.

Raquel Salinas, de Angel Interfaith Network, también tiene varios años asistiendo al evento.

“Originalmente empecé a venir porque tuve un familiar que murió sin ser encontrado”, dijo.

Raquel Salinas coloca un ramo de flores durante el entierro. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Raquel Salinas coloca un ramo de flores durante el entierro. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Pero agregó que ahora lo hace “por otras madres que no pueden venir aquí, por sus familias”.

Esta fue la primera vez que Jocelyn Castellanos asistía al evento.

“Es triste que haya gente que muere sin que nadie los reclame, que sean olvidados”, dijo. “Por eso quise venir, para tomar un momento de estar con ellos”.