Shakira enfrenta graves consecuencias penales por fraude

La fiscalía española comenzará una querella en contra de la colombiana por delito fiscal
Shakira enfrenta graves consecuencias penales por fraude
Shakira.
Foto: NELSON ALMEIDA/AFP/Getty Images)

Shakira defraudó al fisco español por más de $16 millones dólares -14.5 millones de euros-, entre 2012 y 2014, según los resultados arrojados por la investigación realizada por la agencia tributaria española, lo cual coloca a la cantante colombiana en una complicada situación legal, ya que ésta enfrentará una causa penal. Medios como La Vanguardia y El País -de España- han revelado que pronto se iniciará una querella en contra de la pareja de Gerard Piqué.

La decisión del ministerio público se fundamentaría no solo en las acusaciones que la autoridad tributaria vierte contra Shakira en el informe final de sus pesquisas, alegando que la intérprete podría haber incurrido en un delito de evasión fiscal al no haber abonado sus correspondientes impuestos de renta y patrimonio entre los años 2012 y 2014; sino también en la posibilidad de que hubiera recurrido deliberadamente a ciertas tácticas irregulares para eludir sus responsabilidades con el fisco, como la de fingir que residía en las islas Bahamas.

Es en este último punto, el del país donde verdaderamente residía Shakira a efectos fiscales en los años 2012, 2013 y 2014, en el que chocan radicalmente las posturas presentadas por ambas partes, ya que la defensa de la artista colombiana no ha tardado en salir al paso de la noticia para lamentar, en primer lugar, que la fiscalía pretenda abrir un proceso penal cuando “tendrían que haber probado primero que vivía aquí, algo que no han hecho” y, además, por haber recurrido a la vía penal para dirimir una disputa que se enmarcaría claramente en el ámbito “técnico-jurídico”.

Los abogados de Shakira también hacen hincapié en el hecho de que la propia Agencia Tributaria habría reconocido en el informe que no hay pruebas concluyentes que demuestren que la cantante pasó más de la mitad de cada uno de esos años en territorio español, lo que establece la ley tributaria para determinar que un individuo es oficialmente residente a efectos fiscales y, por tanto, que ha de declarar todos y cada uno de los rendimientos de su trabajo.

La colombiana alega que ella ha realizado los pagos correspondientes en relación a la deuda fiscal para el período de 2011, lo cual asciende a $20 millones de euros. También se ha informado que recientemente abonó $14.5 millones al fisco para cubrir los períodos de 2012 a 2014.

Los problemas legales antes mencionados hicieron que el pasado 2017 surgieran fuertes rumores alrededor de la cantante, y se decía que éstos abonaron a incrementar sus problemas conyugales con Gerard Piqué, y que además debido al estrés sus cuerdas vocales se vieron afectadas, razón que también la descolocó anímicamante ya que tendría que cancelar el inicio de su gira El Dorado World Tour, lo cual pasó.

Además, la reciente venta millonaria de una de sus propiedades en Estados Unidos, también generó especulaciones sobre la necesidad que tenía la pareja de tener dinero para poder subsanar las deudas fiscales que se le avecinaban a la intérprete.