Elaborar un presupuesto es la mejor forma de ahorrar

Ahorrar es un propósito de cada año, pero pocas veces se logra, elaborar un presupuesto puede ser la mejor solución para por fin conseguirlo

Elaborar un presupuesto es la mejor forma de ahorrar
Elaborar un presupuesto es una de las mejores maneras de ahorrar.
Foto: Pixabay

Cada inicio de año nos hacemos propósitos, pero cuando llega diciembre y toca hacer un recuento, resulta que no cumplimos la mayoría de ellos. Uno de los que nos hacemos más frecuentemente es ahorrar y vaya que es uno de los más difíciles de realizar. Sin embargo, con una planificación correcta es posible lograrlo.

Uno de los principales problemas es la llamada “cuesta de enero”, pues para estas fiestas es común gastar bastante dinero. A eso hay que sumar la declaración de impuestos y el aumento en el costo de algunos servicios y/o productos. Por ello, planificar el ahorro es fundamental.

Lo primero a tomar en cuenta para poder ahorrar es  conocer tus gastos de este último año. Cuando los revises, seguramente te darás cuenta que algunos que en apariencia son pequeños, y la mayoría de las veces innecesarios, terminan por sumar una gran cantidad de dólares; que bien podrías haber ahorrado.

Elaborar un presupuesto es una de las mejores formas para ahorrar
Foto:Pixabay

Con base en tus gastos planificados puedes elaborar un presupuesto. Pero debes saber que si tienes familia, todos deben involucrarse en esto y comprometerse a llevar un registro mensual. En el presupuesto deberás apartar el dinero necesario para tus gastos fijos, de esa forma  sabrás cuánto queda disponible para algún otro gasto que se te presente y para el ahorro. Lo ideal es que esto último lo incluyas como algo fijo, es decir, que cada mes procures guardar el mismo porcentaje de tus ingresos con este fin.

Ahora, sabemos que esto es lo ideal, pero en la realidad se pueden presentar gastos no contemplados. Desde que tengas que reemplazar o mandar reparar un electrodoméstico, hasta un problema de salud pueden trastornar tus planes. En estos casos, lo más probable es que tengas que disminuir tu porcentaje de ahorro, pero es importante que registres estos ajustes en tu presupuesto.

Para evitar esto, podrías incluir un apartado para emergencias en el cálculo original de tu plan. Es probable que no lo utilices, pero no lo gastes, mientras tengas un colchón más grande para imprevistos en años próximos.