Demandan a corporación médica que practicaba endodoncias sin necesidad a menores latinos

Buscan que haya justicia para las familias cuyos hijos además fueron contaminados con una bacteria
Demandan a corporación médica que practicaba endodoncias sin necesidad a menores latinos
Anthony García muestra la imagen de su hija Kylah, quien asegura aún está convaleciente. / foto: Aurelia Ventura/
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/ La Opinión

Al menos 65 padres de familia latinos que en su mayoría no hablan bien inglés entablaron una demanda contra la desaparecida clínica Children Dental Group (CDG) por practicar múltiples endodoncias que no necesitaban sus niños y contaminarlos con una bacteria por no desinfectar el agua que abastecía su clínica.

La demanda civil fue entablada por el abogado Dan Hodes de la ciudad de Irvine.

Esta corporación dañó seriamente a los niños al practicarles endodoncias innecesarias y contaminarlos con una bacteria con el fin de obtener ganancias sin importarles su seguridad dental“, dijo.

Explicó que como consecuencia, estos niños tuvieron que ser hospitalizados durante meses, llevados a cirugías para removerles parte de su quijada y dientes, se les desfiguró la cara y sufrieron mucho daño a su salud física y emocional.

Gastón Duarte, padre de Camila Duarte, explica el daño que sufrió su hija al ser infectada con una bacteria en una desaparecida clínica de salud dental. (Aurelia Ventura/La Opinión)

Lo más grave de todo es que tuvieron que ser sometidos a altas dosis de antibióticos durante meses y hasta más de un año para curarles la infección bacterial producida por el agua contaminada.

“Los padres tienen mucho miedo a las repercusiones futuras que esto pueda tener en la salud de sus hijos“, explicó el abogado.

Al grupo dental se le acusa de 15 cargos: negligencia profesional, abuso, daño emocional intencionado y lucrar con la salud dental de los menores, entre otros.

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Anaheim en el condado de Orange principalmente en 2016.

Los menores recibieron el tratamiento médico a través del seguro dental para menores de escasos recursos, Denti-Cal.

El abogado civil Dan Hodes de la firma Hodes Milman LLP, localizada en Irvine dio detalles en una conferencia de prensa del abuso sufrido por más de 100 menores en una corporación de salud dental. (Aurelia Ventura/La Opinión)

Según explicó el abogado, la compañía operaba enfocada en las ganancias y producción a expensas de la seguridad dental de sus pacientes.

La demanda establece que a los dentistas se les pagaba de acuerdo a una cuota de producción.

Incluso instalaron un sistema de envío de correos electrónicos diario a todos sus dentistas mostrando la producción e ingresos de cada uno, lo que les ponía presión para que llevaran a cabo más procedimientos.

De acuerdo a la querella, múltiples declaraciones juradas de ex empleados de la clínica dijeron que el presidente de la corporación, les envió un comunicado en el que quedaba muy claro, que todo lo que importaba era el dinero.

Exigen justicia

Gastón Duarte, padre de la niña Camila Duarte, dijo que se siente enojado y triste porque le robaron a su hija un año de su vida al ser contagiada con una bacteria en la clínica donde le hicieron varias endodoncias de manera fraudulenta.

“El dinero que nos robaron no es nada comparado con todo lo que ha tenido que pasar Camila. Solo queremos justicia y prevenir que esto les pase a otras familias”.

Camila pasó diez días hospitalizada y tuvo que ser sometida a una cirugía para removerle parte de su quijada y dientes. Por cuatro meses, le tuvieron que poner antibióticos de manera intravenosa.

A Anthony García, padre de Christopher de nueve años y Kylah de 10 años, ambos contaminados con la bacteria en la clínica dental, comenta que la agonía que pasaron al ver sufrir a sus hijos fue escandalosa.

“Kylah tuvo nueve endondoncias sin necesidad. Fue infectada y llevada a dos hospitales para ser atendida. Cuando volvió a la escuela se sentía avergonzada de llevar permanentemente en el brazo un catéter con el antibiótico”, recordó.

Por un estuvo un año recibiendo antibióticos vía intravenosa a consecuencia de la contaminación que sufrió cuando le hicieron las endodoncias.

“Yo fui a la clínica a enfrentarlos, pero solo se quedaron callados”, dijo.

“Lo que más preocupa es el impacto de los antibióticos a largo plazo por tanto tiempo de tomarlos, pero también que la infección vaya a regresar”, afirmó.

Kylah, la más afectada de sus dos hijos no está curada del todo.

“Hace seis meses se le inflamó toda la cara y la tuvimos que llevar de emergencia al hospital. Ella se enferma mucho como consecuencia de la infección sufrida”, observó.

Benilda y Juan Rodriguez, se unieron a la demanda de negligencia médica contra una desaparecida clínica médica dental. (Aurelia Ventura/La Opinion)

A Santos de ocho años de edad, hijo de Evangelina Hernández le practicaron varias endodoncias sin necesitarlas, y fue contaminado con el agua. Después tuvo que ir a cirugía para extraerle varios dientes y una porción de su quijada. Continua teniendo problemas médicos hasta hoy, dijo su madre.

Juan y Benilda Rodríguez narró que a su hijo Martín también le hicieron endondocias sin requerirlas y se infectó.  Fue hospitalizado para removerle varios dientes y una porción de su quijada.

“Nosotros pedimos justicia por la negligencia de los doctores, ya que pasamos por un trauma familiar muy grande”, sotuvo Benilda.

Un año de espera

El juicio contra el Children’s Dental Group comenzará en un año, en enero de 2020.

El abogado Hodes calcula que habrá 150 familias involucradas en la demanda. “Queremos saber por qué y cómo expusieron a niños inocentes a un daño innecesario en esta sociedad”, remarcó.

La Opinión no pudo tener un comentario de los demandados debido a que el grupo médico demandado ya no funciona.