Se rompe el dique de una mina en Brasil: confirman 7 muertos y 200 desaparecidos

Un río de agua y desechos tóxicos arrasó a su paso por Brumadinho, en el estado de Minas Gerais
Se rompe el dique de una mina en Brasil: confirman 7 muertos y 200 desaparecidos
La rotura del dique ocurrió cerca de trabajadores de la mina en Minas Gerais.
Foto: Captura de pantalla YouTube

La rotura de un dique de contención de residuos de una mina de la compañía Vale en Brumadinho, estado de Minas Gerais, derramó miles de metros cúbicos de agua y barro eventualmente tóxico sobre la región, lo que obligó a la evacuación inmediata de pueblos vecinos mientras los servicios de rescate buscaban posibles víctimas entre los trabajadores de la empresa y los residentes de la zona.

Si bien Defensa Civil había informado a Avimar de Melo, el alcalde de Brumadinho, que estimaban que habría al menos 50 muertos, por el momento sólo fueron recuperados 7 cuerpos. En tanto, hay al menos 200 personas desaparecidas.

Las fuertes escenas de los dramáticos rescates de personas sepultadas por el lodo aparecen en este video:

En conferencia de prensa, el presidente de Vale, Fabio Schvartsman, informó que había unos 300 empleados de la compañía en el restaurante y centro administrativo en el momento del accidente, pero unos 100 ya fueron localizados.

El accidente ocurrió en las primeras horas de la tarde, en una represa de la mina Córrego do Feijão, 10 kilómetros al este de Brumadinho y 65 kilómetros al sudoeste de Belo Horizonte, la capital estatal.

El dique tenía un volumen de un millón de metros cúbicos de agua de desechos minerales que descendieron hasta el río Paraopeba y lo desbordaron; el torrente de lodo cubrió varias casas en sus márgenes y destruyó todo a su paso.

Según informó Vale a través de un comunicado, el agua y el barro golpearon primero el área administrativa de la mina, donde los empleados terminaban de almorzar, y alcanzaron también la comunidad de Vila Ferteco.

Equipos de Defensa Civil y Bomberos confirmaron que hay pobladores que quedaron aislados; al menos siete personas ya fueron rescatadas y llevadas al Hospital João XXIII, de Belo Horizonte. El operativo de rescate cuenta con 51 bomberos militares y seis aeronaves. Hasta ahora se desconocen las causas del accidente; no sonaron las sirenas instaladas en los alrededores.

De acuerdo con el presidente de Vale, Fabio Schvartsman, en el momento de la rotura de la represa había varios trabajadores de la empresa en las inmediaciones.

“La región es de acceso muy difícil y está muy alejada. Había muchos empleados de Vale ahí. Lamentablemente, debe haber muchas víctimas”, señaló el ejecutivo antes de viajar hasta la zona.

En su cuenta de Twitter, el presidente Jair Bolsonaro lamentó de inmediato el accidente y resaltó que en estos momentos la principal preocupación es “atender las eventuales víctimas de esta grave tragedia”. Informó que se montó un gabinete de crisis para monitorear la situación y que los ministros de Medio Ambiente, de Minas y Energía, y de Desarrollo Regional están camino a la zona afectada. El propio mandatario debería trasladarse hasta el lugar mañana.

Varios pueblos de la región fueron evacuados por precaución así como el parque del Instituto Inhotim, un reconocido jardín botánico con museo de arte contemporáneo localizado en Brumadinho. Según autoridades del centro cultural, el lodo no había llegado al sitio.

El accidente ocurre tres años después de que otro dique de contención de Vale, en Mariana, también en Minas Gerais, se rompió y vertió 50 millones de metros cúbicos de agua y barro con desechos tóxicos, que dejó 19 muertos y se convirtió en la peor catástrofe ambiental de Brasil.

Por Alberto Armendáriz para La Nacion