¡Cuidado! Evita sentirte abatido y con estrés laboral

El estar cansado emocional y físicamente de tu trabajo podría afectar tu productividad.
¡Cuidado! Evita sentirte abatido y con estrés laboral
Foto: Shivmirthyu/Pixabay / Pixabay

¿Quién no ha sufrido de estrés laboral? Después de todo, es normal que, en ocasiones, te sientas frustrado con tu empleo e, incluso, hasta abatido por él. Es decir que sería como si ir a trabajar fuera lo peor que te pudiera pasar; lo cual, además, podría afectar tu productividad.

En términos más precisos, estarías harto de tu trabajo si sientes que no puedes realizar tus tareas con eficacia debido a que siempre estás con estrés, así como cansado física y emocionalmente, según explica la experta en relaciones profesionales, Christine Louise Hohlbaum.

Mantente alerta

Por eso, si notas que en los últimos tiempos te has sentido mal anímicamente, Hohlbaum recomienda hacerte las siguientes preguntas para comprobar si es el trabajo lo que te está dañando.

– ¿Se te hace difícil mantenerte motivado?

– ¿Sientes temor de llegar a tu trabajo?

– ¿Tienes confrontaciones con tus colegas?

– ¿Te sientes desconectado de tu empleo?

– ¿Has perdido tu pasión por las cosas?

Si la respuesta a estas preguntas es un gran ‘sí’, entonces quizás lo mejor es que te pongas a trabajar en salir de este bache, lo cual puedes hacer siguiendo estos consejos:

Socializa. Intenta pasar más tiempo con amigos que tengas fuera del trabajo, ya que esto te hará sentir más satisfecho emocionalmente y con menos estrés laboral. Si pasas tu tiempo libre solamente con tus colegas de la oficina, podrías pensar que tu empleo domina tu vida completa, según explica la coach de carrera, Ashley Stahl.

Aprende a decir no. Es entendible que siempre estés dispuesto a decir sí a todo lo que te pidan en la oficina. Después de todo, uno siempre quiere quedar bien con los jefes. Sin embargo, al hacer esto, podrías sobrecargar tu agenda, lo que aumentaría tus niveles de estrés. En su lugar, comprométete sólo con aquellos proyectos que te emocionen.

Recuerda a dónde vas. Si estás en un empleo que es muy demandante y en donde no hay forma de aminorar la marcha, trata de pensar en tus metas a largo plazo. Por ejemplo, si quieres ahorrar para hacer el primer pago de una casa, ten esto en mente para que te ayude a sentirte motivado durante esas largas jornadas laborales.

Evitar el estrés laboral debería ser una de tus principales preocupaciones, pues esto no solamente afectaría tu vida profesional, sino también tu salud mental.

También te puede interesar:
Evita estos errores al pedir un aumento de sueldo