Cómo lograr que los niños mejoren su dieta

Ideas para que su hijo incorpore alimentos saludables

Cómo lograr que los niños mejoren su dieta
Foto: Shutterstock

Un estudio hecho por la International School for Advanced Studies, de Trieste, Italia, y publicado en el periódico Scientific Reports, señala que existe una razón evolutiva en este rechazo que se relaciona más con los colores que con los sabores, lo que lleva a los chicos a rechazar los vegetales.

La neurociencia demostró que los chicos no consumen las verduras por un mecanismo intuitivo para evitar una potencial intoxicación. Viene con ellos. Y de los padres depende que los niños aprendan a vencer esa negativa inicial o no. Y si no lo hacen, es probable que como adultos sean reticentes a incorporar verduras en su dieta.

Predicar con el ejemplo

Es inútil intentar que los hijos coman vegetales si alguno de los padres se niega a hacerlo. Es allí donde los chicos perciben una grieta por donde escabullirse.

Ofrecer un vegetal por vez

La variedad y los colores no ayudan, al menos en la primera etapa. Los colores naranja y verde exacerban el rechazo de los menores de 3 años

Cada dos días

Lo ideal es que la incorporación de nuevos alimentos se haga día por medio

Probarlo de 12 a 14 veces

Para combatir el rechazo inicial con el que nacen todos los chicos a las verduras es necesario que prueben ese alimento entre 12 y 14 veces, en distintas oportunidades. No es necesario que coman grandes cantidades. Alcanza con un pequeño bocado para familiarizarse con el sabor.

Sumarlo a lo que comen

Una técnica es incorporar o mezclar ese vegetal con alguna preparación que ya les guste, como algún puré. También se le puede agregar algo de azúcar para reducir el sabor amargo y lograr que el chico lo pruebe. En las siguientes preparaciones ir reduciendo el azúcar hasta volver a cero

Cortar todo chiquito

Respetando siempre la recomendación del pediatra para cada etapa, algunos especialistas sugieren que cuanto más chiquitas estén cortadas las verduras, más chances existen de que el chico las coma, tal como sugiere el método Baby Led Weaning

Insistir, pero no presionar

Se sugiere ofrecerles a diario vegetales. Sobre todo, después de los 3 años colocarlos siempre en el plato, aunque no los coman. Acostumbrarse a su presencia es el primer paso. El segundo es lograr que aunque sea los prueben. Pero lo que nunca hay que hacer es, ante la negativa, retirarlo del plato o reemplazarlo por algo más. Tampoco obligarlos a comer y que la mesa familiar sea un campo de batalla.

Una vez que el chico ya incorporó a su dieta la ingesta de vegetales, entonces sí, la variedad y el color del plato harán que sea más tentador y atractivo lo que le ofrecemos

Encontrar la receta perfecta

Los especialistas insisten en que los colores no ayudan, al menos en esta etapa de incorporación inicial de vegetales a la dieta infantil. Es preferible darles un solo tipo de vegetales. De hecho, los alimentos que los chicos prefieren suelen tener colores tenues, monótonos y hasta aburridos. Por ejemplo, la papa, la batata o la banana. En el color también está el mensaje.