Alfonso Cuarón agradece a Yalitza Aparicio, Marina De Tavira y México al recibir el Óscar

"Es para México y para mi familia"
Alfonso Cuarón agradece a Yalitza Aparicio, Marina De Tavira y México al recibir el Óscar
Alfonso Cuarón celebra con Yalitza Aparicio.
Foto: Kevin Winter / Getty Images

El mexicano Alfonso Cuarón consiguió hoy el Óscar a la mejor fotografía por su trabajo en “Roma”.

Sus rivales en ese campo eran Lukasz Zal (“Cold War”); Robbie Ryan (“The Favourite”); Caleb Deschanel (“Never Look Away”) y Matthew Libatique (“A Star is Born”).

Se trata de la tercera estatuilla que logra el cineasta en su carrera tras las obtenidas por la dirección y el montaje de “Gravity” (2013).

“Crear un solo plano requiere el trabajo de mucha gente, y las primeras personas a las que quiero dar las gracias son (las actrices) Yalitza Aparicio y Marina De Tavira”, dijo el realizador sobre el escenario del Teatro Dolby.

“Gracias a todo el equipo, a los productores y a Netflix. Esta película fue creada en base a mis recuerdos e hice la fotografía pensando en cómo lo haría el ‘Chivo’ Lubezki. Esto es para ti”, indicó Cuarón en alusión a su gran socio.

“Es para México y para mi familia”, finalizó Cuarón, haciendo mención expresa a sus hijos.

Con este triunfo, Cuarón retoma la senda victoriosa de México en este campo tras el trío de premios recogidos por Emmanuel “El Chivo” Lubezki entre 2014 y 2016 por “Gravity”, “Birdman” y “The Revenant”.

“Roma” hace historia y se lleva el Óscar a la mejor película extranjera

 “Roma”, de Alfonso Cuarón, se llevó el Óscar a la mejor película extranjera, convirtiéndose así en la primera obra mexicana que se alza con la estatuilla dorada en esa categoría.

Las rivales de “Roma” eran “Capernaum” (Líbano), “Cold War” (Polonia), “Never Look Away” (Alemania) y “Shoplifters” (Japón).

El encargado de entregar el Óscar fue Javier Bardem, quien hizo su discurso completamente en español.

“No hay fronteras ni muros que frenen el ingenio y el talento”, dijo el actor español sobre el escenario del Teatro Dolby. “En cada región del mundo hay historias que nos conmueven y en esta edición celebramos la excelencia y la importancia de la cultura y el idioma de diferentes países”, agregó.

Cuarón recogió la estatuilla dorada y provocó las risas en el auditorio al explicar que creció viendo películas extranjeras como “Citizen Kane”, “Jaws” o “The Godfather”.

Además, hizo suyas las famosas palabras del cineasta francés Claude Chabrol: “No hay olas, solo está el océano”.

“Las películas nominadas en esta categoría demuestran que formamos todos parte del mismo movimiento”, indicó.

Las anteriores obras mexicanas que lograron la nominación en este campo pero se quedaron sin victoria fueron “Macario” (1960); “Ánimas trujano” (1961); “Tlayucan” (1962); “Actas de Marusia” (1975); “Amores perros” (2000); “El crimen del padre Amaro” (2002); “El laberinto del fauno” (2006) y “Biutiful” (2010).