Regreso del reto Momo, que afecta a menores, es en realidad una farsa viral

El desafío que circula en redes sociales es en realidad un mecanismo viral con un ciclo que busca instaurar miedo y crear publicidad para oportunistas

Regreso del reto Momo, que afecta a menores, es en realidad una farsa viral
Momo es una escultura realizada por la artista japonesa, Keisuke Aisawa, para la compañía de efectos especiales Link Factory.
Foto: WhatsApp

El reto Momo que irrumpió nuevamente en las últimas semanas alertando a millones de padres de las peligrosas consecuencias de un desafío que circulaba en redes sociales, es en realidad un mecanismo viral con un ciclo que busca instaurar miedo y crear publicidad para oportunistas.

En publicaciones realizadas por este diario el año pasado, se alertó sobre el modo cómo las personas recibían el mensaje de un número desconocido en su cuenta de WhatssApp. Acto seguido, la persona entraba en contacto con el famoso Momo, quien podía hablar varios idiomas y conducir a las personas a realizar acciones que podrían afectar su integridad.

El problema se hace más preocupante cuando se trata de menores de edad, que están expuestos a este tipo de mensajes sin la posibilidad de discernir y sin la orientación de padres responsables.

Sin embargo, algunos medios han alertado que este reto viral es en realidad una farsa que busca generar terror, crear una plataforma para oportunistas que quieren llamar la atención y, de paso, recolectar información.

Según el artículo publicado por The Atlantic, el sistema de esta farsa viral es siempre la misma: primero una persona en cualquier lugar del mundo crea una historia terrorífica y comienza a difundirla; ésta llama la atención de algún canal local el cual comienza a replicarla dándole más peso del que realmente tiene. Más adelante, publicaciones no oficiales continúan creando contenido que aparentemente es real que confirma el miedo de los padres.

“La cobertura de noticias del desafío de Momo está impulsando a las escuelas o la policía a advertir sobre los supuestos riesgos planteados por el desafío de momo, que a su vez ha producido más noticias que advierten sobre el desafío”, dijo el editor de medios de The Guardian, Jim Waterson.

Asímismo, en una entrevista de Rolling Stones a Bejamin Readford, el investigador de Comité de investigación escéptica explicó que estas historias tienen éxito porque se basan en el miedo que tienen lo padres al no saber que viven sus hijos. Especialmente en el mundo del internet para muchos adultos es un misterio lo que hacen sus hijos. La preocupación hace que sean los padres mismos quienes difunden la información que este tipo de desafíos genera.

Un mensaje publicado por Youtube el miércoles, clarifica que no han “visto evidencia reciente de videos que promuevan el desafío Momo”. Además, The Atlantic hasta el momento “ha habido cero informes corroborados de que algún niño se haya quitado la vida después de participar en este desafío falso”.

No obstante, es importante reconocer los riesgos a los que están expuestos los menores de edad al entrar en el mundo del internet y es necesario mantenerse informado para conducir diálogos productivos con los hijos, de manera que ellos mismos aprendan a reconocer los peligros a los que podrían estar expuestos.

Sin embargo, los desafíos para proteger a sus hijos del mundo virtual son mucho más complejos los cuales requieren supervisión y establecimiento de límites para evitar su exposición a otro tipo de mensajes dirigidos sutilmente a través de otro tipo de medios.