‘¡Decepcionante!’, pero no sorprende la decisión de Xavier Becerra

Líderes de derechos civiles y activistas contra la represión policial critican la decisión del Procurador Estatal de no llevar a juicio a los policías que mataron al afroamericano Stephon Clark.
‘¡Decepcionante!’, pero no sorprende la decisión de Xavier Becerra
Un manifestante sostiene la foto de Stephon Clark. (Spencer Platt/Getty Images)
Foto: Impremedia / La Opinión

Con tristeza y decepción, pero sin sorpresa fue la reacción de líderes de la comunidad afroamericana y activistas por los derechos civiles al anuncio del Procurador estatal Xavier Becerra de no presentar cargos criminales contra los policías que acribillaron de 20 balazos a Stephon Clark, el 18 de marzo de 2018.

“Es muy decepcionante, pero no me sorprende”, dijo Najee Alí, presidente del Proyecto Islámico Help Opressing People Everywhere (HOPE) “Al final del día el Procurador necesita de las autoridades de la ley y su apoyo para mantenerse en la oficina, o si quiere, buscar una posición más alta. Este caso no se trató de justicia sino de política”.

Becerra anunció en Sacramento los resultados de una investigación independiente sobre la muerte de Stephon Alonzo Clark, de 22 años de edad y dijo que luego de un examen exhaustivo de todas las pruebas relevantes “no se pueden presentar cargos penales contra los agentes involucrados en el tiroteo. La investigación comenzó a solicitud del Jefe de Policía de Sacramento, Daniel Hahn, el 26 de marzo de 2018.

La postura de Becerra coincidió con la de Anne-Marie Schubert, fiscal de distrito del condado de Sacramento, quien tres días antes había dicho que no presentaría cargos criminales contra los agentes Terrence Mercadal y Jared Robinet. Entre ambos dispararon 20 veces contra Stephon Clark y siete de esos disparos fueron por la espalda; Clark estaba desarmado y solo tenía consigo un celular. Fue acribillado en el patio trasero de la casa de sus abuelos.

Xavier Becerra, procurador de California, muestra los resultados de la investigación. (Justin Sullivan/Getty Images)

Mientras crecen las protestas, el lunes por la noche en East Sacramento fueron arrestadas más de 84 personas, incluyendo miembros de la iglesia, estudiantes y periodistas. El alcalde, Darrel Steinberg pidió una investigación sobre el proceder de la policía.

“Creo que la respuesta a la decisión del fiscal [Xavier Becerra] tiene que ser en las calles”, dijo a La Opinión Hamid Khan, presidente de Stop LAPD Spying Coalition. “La decisión no podría ser distinta porque el sistema está establecido para que sucedan los asesinatos del estado y la policía continúe con licencia para matar”.

Khan declaró que en esencia, “ellos [las autoridades] crean las condiciones de enojo y rechazo en las comunidades, porque tienen el poder y hacen decisiones sabiendo que están completamente protegidos cuando salen de cacería a matar; ellos han creado programas de policía comunitaria para enfocarse a matar a individuos en vecindarios que consideran puntos calientes como resultado de sus políticas de opresión”.

En su discurso ante la prensa, el fiscal Xavier Becerra catalogó la muerte de Stephon Clark como “una tragedia”.

“Es el tipo de tragedia que hemos padecido muchas veces en nuestro estado y nación”, dijo el Procurador General Becerra.

“Después de revisar extensamente el historial, encontramos que la evidencia no apoyaba la presentación de cargos penales contra los oficiales involucrados en el tiroteo. Nos enfocamos a nuestra investigación independiente con una mente abierta, y nuestra toma de decisiones se basó en un solo factor: la evidencia, siguió.

“La muerte de Stephon Alonzo Clark pesa mucho en nuestra comunidad y en nuestros corazones, y es por lo que debemos continuar nuestro trabajo con las agencias de cumplimiento de la ley en el estado, para desarrollar las mejores prácticas y fortalecer la confianza entre los oficiales de paz y las comunidades a las que juran proteger”.

A pesar de que numerosas agencias se involucraron en la investigación y el reporte final de Becerra, el presidente de la Mesa Redonda de Política Urbana, Earl Ofari Hutchinson, pidió al Procurador General que designe a un fiscal especial en el asesinato de Stephon Clark.

“Los fiscales generales y gobernadores de Nueva York, Florida, Wisconsin y Ohio han designado a fiscales independientes, investigadores especiales y paneles independientes en asesinatos de civiles desarmados a manos de la policía cuando los fiscales locales se han negado a procesar [a los policías]”, dijo Hutchinson “El Procurador General de California tiene esa autoridad”

Ya hay un precedente para ello en California. El mismo Xavier Becerra ha colocado al Departamento de Policía de San Francisco bajo supervisión del Procurador General en respuesta a la violencia y los abusos cometidos por ese departamento.

Además, sin ser específicos tanto el gobernador Gavin Newsom, como la titular del senado estatal, Tony Atkins y el presidente de la Asamblea, Anthony Rendón han pedido cambios a reglas más estrictas sobre las balaceras que involucran a agentes de la policía o alguaciles.