Se resuelve el misterio de los más de 40 migrantes desaparecidos en la frontera. Pero no de todos

Dos hipótesis: secuestro o los migrantes se fueron para cruzar hacia Estados Unidos
Se resuelve el misterio de los más de 40 migrantes desaparecidos en la frontera. Pero no de todos
Las autoridades trabajan para resolver el misterioso suceso del 7 de marzo de 2019.
Foto: Agencia Reforma

Bajaron de un autobús en la noche cerca de San Fernando. Hombres armados interceptaron el vehículo y se llevaron a 22 personas en una solitaria carretera de Tamaulipas (México) cerca de la frontera con Estados Unidos. Lo que les sucedió ese 7 de marzo de 2019 sigue siendo un misterio que las autoridades trabajan para resolver.

La pista más importante es que se trataba de migrantes. Las dos hipótesis que han surgido, con grandes implicaciones en el debate en torno a la inmigración en ambos lados de la frontera, es que se trató de un secuestro o que los migrantes se fueron por su propia voluntad para cruzar hacia Estados Unidos.

Otro grupo de 25 migrantes despareció el 21 de febrero mientras viajaban en un autobús, con lo que en total eran más de 40 las personas que se buscaban. Este martes, el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, informó que 27 de ellos han sido encontrados. Todos originarios de Honduras, con excepción de un ciudadano guatemalteco.

Aunque las investigaciones aún no concluyen, el subsecretario dijo que más que un secuestro se trataba de bandas dedicadas al tráfico de personas, según ha reportado el diario La Jornada.

“La hipótesis más sólida es que las desapariciones están ligadas a las redes de tráfico de personas”, dijo encinas.

Algunos de los migrantes se encontraban en casas particulares a la espera de poder cruzar a Estados Unidos.

El subsecretario dijo que aún no se tienen identificadas a las bandas de traficantes de personas. Tampoco dijo qué ha sucedido con los otros 20 migrantes que en teoría continúan desaparecidos.

En San Fernando, Tamaulipas, se hallaron los restos de 72 migrantes en 2011, según reportes de sobrevivientes e investigaciones habrían sido víctimas de las organizaciones criminales que se dedican al contrabando de substancias y personas en la frontera. Es frecuente que los grupos criminales secuestren a los migrantes que viajan por territorio mexicano para pedir recompensas u obligarlos a que trabajen para ellos.

Debido a este antecedente y a las frecuentes desapariciones de migrantes, muchos han pedido que no se deseche la hipótesis de que pudieran haber sido secuestrados.

“Es un problema que lleva años y es muy infortunado que siga sucediendo. Quizá lo que está cambiando es que durante la nueva administración no habían sucedido eventos como este y no se habían visibilizado”, dijo Rafael Alonso Hernández López a la cadena CNN, director del programa de migración en El Colegio de la Frontera Norte.