Los Ángeles, Sacramento, San Francisco, San Diego y Long Beach se unen para combatir indigencia

Se busca revivir los programas de renovación urbana para financiar vivienda asequible y renovar el compromiso de fondos de emergencia para los las personas sin hogar 

Los Ángeles, Sacramento, San Francisco, San Diego y Long Beach se unen para combatir indigencia
La indigencia ha ido en aumento en los últimos años.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

El gobernador de California, Gavin Newsom, recibió ayer un informe de los alcaldes de grandes ciudades como Los Ángeles, Sacramento, San Francisco, San Diego y Long Beach en el que se trazan estrategias y programas comunes para combatir la indigencia en las calles.

Dentro de las estrategias anunciadas, los alcaldes estuvieron de acuerdo en enfocarse con igual fuerza en los recursos para albergar a los indigentes actuales, así como en la intervención y prevención del problema, según señaló Darrell Steinberg, alcalde de Sacramento.

Por su parte, el alcalde de San Diego, Kevin Faulconer, dijo que se necesita reformar regulaciones como la Ley de Calidad Ambiental de California (CEQA), “que retrasan la construcción de viviendas”.

El funcionario igualmente pidió “revivir los programas de renovación urbana para financiar vivienda asequible y renovar el compromiso de fondos de emergencia para los indigentes”.

Al asegurar que “el presupuesto de California ha cambiado”, no sólo porque hay más dinero disponible para luchar contra la indigencia, sino también porque se están “cambiando las prioridades” de inversiones existentes, Newsom afirmó que continuará ayudando a combatir la crisis de las personas sin hogar.

“Tenemos que intensificar nuestro juego”, dijo el gobernador y aseguró que se necesita utilizar de la forma más efectiva el dinero destinado combatir el grave problema de los desamparados en el Estado Dorado.

De acuerdo con cifras estatales, California cuenta con más de un tercio del total de personas sin hogar en el país. En enero de 2018, el Estado Dorado registraba cerca de 130.000 personas sin techo.

La propuesta presupuestaria de Newsom cuenta con 500 millones de dólares para combatir la crisis, que afecta a diferentes áreas de California.

Al final del encuentro, el gobernador reconoció que “no hemos estado haciendo lo suficiente para ayudar a las ciudades” en relación con los desamparados.

Un informe dado a conocer esta semana por Economic Roundtable recomendó realizar evaluaciones entre las personas en riesgo de quedar sin techo.

La recomendación, expuso el reporte, no sólo es para identificar a las personas antes de que entren en la indigencia, sino para detectar aquellas que tienen más propensión a convertirse en desamparados permanentes.