Latino acusado por más de $9 millones en préstamos hipotecarios fraudulentos

El hombre se entregó a las autoridades esta semana después de estar fugitivo por cerca de una década
Latino acusado por más de $9 millones en préstamos hipotecarios fraudulentos
Las autoridades estadounidenses le empezaron a seguir la pista a Olarte desde 2011
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Napoleón Olarte se declaró este jueves no culpable de los cargos que afronta por una estafa en préstamos hipotecarios realizados durante la crisis de 2008, que asciende a nueve millones de dólares y por los que estuvo prófugo de la justicia.

El acusado, que se entregó a las autoridades esta semana en Miami, Florida, se declaró no culpable en una corte de Los Ángeles, California, por los hechos ocurridos entre los años 2008 y 2009, y por los que, de ser hallado culpable, podría recibir 30 años de cárcel.

Las autoridades estadounidenses le empezaron a seguir la pista a Olarte desde 2011, cuando huyó a América del Sur, y unos años después, en 2017, un gran jurado federal aprobó juzgarlo por nueve cargos a raíz de su presunta participación en un fraude hipotecario contra el Banco Wells Fargo.

En ese momento, los investigadores establecieron que el acusado vivía en Venezuela con su familia.

Según la acusación, Olarte, y Juan José Calle dirigían la empresa Fast Escrow, una compañía que brindaba servicios intermediarios para compradores de casas y los bancos que otorgaban los prestamos.

Ambos pagaron, según escritos judiciales, a Nancy Karina Coleman sobornos para que aprobara nueve millones de dólares en préstamos fraudulentos que contenían información falsa de los activos y empleos de los prestatarios, dejando a Wells Fargo sin garantía cuando los préstamos no se pagaron.

Los hechos pasaron justo cuando estalló la crisis financiera precisamente por las hipotecas “subprime” o “hipotecas basura”, como fueron llamadas, porque las personas a las que se les otorgó el préstamo no tenían capacidad de pago.

Calle y Coleman se declararon culpables del plan y cumplieron condenas de prisión, pero Olarte huyó y vivió en Venezuela hasta hace un año, cuando se mudó con su familia a Uruguay a finales del año pasado, país donde fue ubicado por agentes federales.

De acuerdo a un comunicado de la Fiscalía distrital de Los Ángeles, tras varias conversaciones el sospechoso acordó entregarse y viajó esta semana a Miami, donde fue puesto bajo custodia.

En la audiencia de hoy se fijó para el próximo 21 de mayo el inicio del juicio.