California responde ante propuesta de Trump de enviar indocumentados a ciudades santuario

El gobernador de California y otros líderes demócratas manifestaron su indignación por los comentarios del presidente
California responde ante propuesta de Trump de enviar indocumentados a ciudades santuario
El nuevo estilo de llevar asuntos complejos a pocas frases en Twitter, no refleja la complejidad de los hechos.
Foto: EFE/JOHN G. MABANGLO / Martin H. Simon/Getty Images

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió un duro mensaje la semana pasada relacionado con “botar” inmigrantes indocumentados en zonas urbanas conocidas como ciudades santuario.

Dichas declaraciones fueron calificadas por el gobernador de California, Gavin Newsom, como “poco serias”, “patéticas” e “ilegales” durante una entrevista con la cadena de televisión CBS.

En un mensaje publicado hoy en su cuenta de Twitter, Newsom dijo “Usar a los inmigrantes como peones, ponerlos en circunstancias difíciles y molestas, todo por el bien de la retribución política muestra cuán bajo usted puede llegar. Es enfermizo. Es ilegal. Es inmoral. Es patético, pero también va a la par del curso para esta administración”.

Por otro lado, la alcaldesa de Oakland, Libby Schaff, dijo a la misma cadena de televisión que es “indignante” la noción de que esta “administración pueda usar seres humanos” para tomar ventajas políticas sobre sus “enemigos”.

De hecho, ella también fue el objeto de críticas de Trump quien escribió “Es interesante ver que el alcalde de Oakland y otras ciudades santuario NO QUIEREN que nuestros “inmigrantes detenidos” se encuentren en libertad después de ser liberados debido a la ridícula regla de los 20 días ordenada por la corte. Si no quieren servir a nuestra Nación cuidándolos, ¿por qué deberían hacerlo otras ciudades y pueblos?

Así mismo, otros líderes demócratas como el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, y la Supervisora del Condado, Hilda Solis, lamentaron los comentarios despectivos del mandatario. Además, Solís enfatizó que el único modo para dar una solución exhaustiva a los problemas de inmigración del país es a través de “una reforma integral y bipartidista”.