Madre obliga a su bebé a tomar vodka para ir de fiesta y el niño muere alcoholizado

Según informan las autoridades locales, la madre administraba alcohol a su bebé con frecuencia, pero esta vez lo hizo en exceso

Si bien la mayoría de las madres tienen una capacidad innata de saber qué hacer y cómo proteger a sus bebés, algunas mujeres parecen carecer de ese instinto.

Recientemente, Zakhar, de ocho meses de edad, sufrió serios abusos después de que su madre lo obligó a tomar vodka porque quería que se uniera a la fiesta. Esta madre rusa le dio tanto vodka al bebé que no solo lo lastimó, sino que lo mató.

Nadezhda Yarych, es originaria de Rusia y vive en la parte occidental de su país, cerca de China. La mujer vivía con el padrastro del niño, que poco pudo hacer para evitar el terrible desenlace.

La mujer quiso ir de fiesta con sus amigos, por lo que necesitaba tranquilizar y silenciar a su bebé. Como esperaba que él durmiera mientras ella se emborrachaba y pasaba tiempo con sus amigos, le llenó el biberón de vodka. Ella afirma que solo quería darle al bebé lo suficiente para que se durmiera. Pero se le fue la mano y resultó en la muerte del niño.

Fuentes que conocían bien a la madre le dijeron a las autoridades que era un hecho bien conocido que a Nadezhda le gustaba dar un poco de vodka a Zakhar para que se durmiera. En cierto modo, el bebé era adicto a la sustancia y luchaba por irse a la cama sin ingerir alcohol. Esta vez, la madre simplemente le dio demasiado vodka al bebé y eso lo mató.

Después de darle tanto alcohol al niño, la madre lo puso en su cuna y comenzó a prepararse para ir de fiesta con sus amigas. Pero de repente, Zakhar se enfermó. 

Como no quería que su hijo muriera, solo quería que se durmiera, hizo lo correcto y lo llevó al hospital. Pero cuando llegó, los médicos notaron rápidamente que la madre le había administrado vodka al niño como una forma de sedación.

Los médicos también notaron que el bebé tenía una infección viral. Al parecer, su enfermedad era tan grave que tuvo que ser hospitalizado. Sin embargo, la madre se negó porque insistía en ir de fiesta.

Por eso se llevó al bebé a casa e intentó tratarlo con remedios caseros. Nada funcionó y la salud del pequeño empeoró.

A lo largo de la semana siguiente, ella acudió al hospital cuatro veces con el bebé. Todas las veces, se negó a hospitalizarlo a pesar de la recomendación médica.

Finalmente, el niño no pudo combatir la enfermedad y su estado de salud no mejoró. El pobre bebé murió y la madre ha sido arrestada.