Believe Los Angeles: trabajo y voz para jóvenes latinos

El plan ofrece oportunidades de empleo y de contar historias desde una perspectiva más diversa
Believe Los Angeles: trabajo y voz para jóvenes latinos
Voluntarios de AT&T durante el evento de lanzamiento.
Foto: Cortesía

Trabajo, oportunidades y diversidad. Estos tres componentes son el eje sobre el que se construye Believe Los Ángeles, una iniciativa de AT&T para integrar el recurso humano de comunidades desfavorecidas a su estructura productiva y al mismo tiempo ampliar el tipo de voces que nos entregan una narrativa a través de los medios de comunicación.

La inciativa nació de la mano de empleados de la firma -nos cuenta Lupita Sánchez Cornejo, encargada de asuntos externos de la empresa- que de manera voluntaria ponen su grano de arena para decirles a los jóvenes (muchos de ellos latinos)  que hay gente dispuesta a darles una oportunidad no solamente para contar sus historias sino para hacer carrera dentro de una de las más grandes compañías de telecomunicaciones del mundo.

“Muchas veces es un problema en el que la cultura juega un papel preponderante”, dice Carmen Naranjo, una de las gerentes de marketing de la empresa, quien ganó el año pasado el premio al trabajo voluntario con el programa Hacemos, contándole a chicos latinos del Sur de Los Ángeles por qué es importante que aprendan cosas como saber hablar en público, vestirse adecuadamente para una entrevista o hacer un buen resumé si quieren salir adelante en la vida.

Como hija de madre soltera, Naranjo sabe muy bien cuáles son los obstáculos que enfrentan estos jóvenes y qué tan inspiradora puede ser una voz de aliento, sobre todo si está apoyada en recursos para trabajar.

Y es que el plan otorgará 1.6 millones de dólares para herramientas como equipos, capacitación y tutorías entre otras necesidades, que serán canalizados a través de organizaciones comunitarias de base como Media Collective de Brotherhoods’ Crusade; Ghetto Film School de Los Angeles; el Distrito de Colegios Comunitarios de LA; el Proyecto Pastoral y Homeboy Industries, así como varias iniciativas de diversidad y entrenamiento de empresas tan reconocidas como Warner Media y HBO.

Una de las metas más interesantes del plan -por lo menos para las audiencias- es la idea de darle una voz a quienes hasta ahora no la han tenido, incrementando el número de minorías al frente y detrás de las cámaras en la producción de historias propias y diversas para la industria del entretenimiento: una meta con la que Hollywood parece luchar a veces sin mucho éxito.

A la par, la empresa anunció su vínculo con Year Up -otra organización sin ánimo de lucro- para albergar 200 internos hasta el año 2022. Según Year Up, se estima que hay unos 5 millones de adultos jóvenes que están desconectados de una carrera estable y que por lo menos 12 millones requieren educación adicional a la secundaria para lograr un futuro prometedor.