Programa indemnizará a víctimas de la Iglesia

Seis Diócesis de California participarán de esta iniciativa de ‘conciliación’ con la comunidad
Programa indemnizará a víctimas de la Iglesia
Los reclamos serán determinados 90 días después de presentar un reclamo. / FOTOS: GETTY.
Foto: La Opinión

Luego de varias denuncias acerca de abusos en la Iglesia y de una ola de presión, de parte de la comunidad, activistas y organizaciones, para que dicha institución le preste atención a estos reclamos, este martes por fin se dio un avance.

Ayer seis diócesis de California, entre las que se incluyen la Arquidiócesis de Los Ángeles y las Diócesis de Fresno, Orange, Sacramento, San Bernardino y San Diego, anunciaron que formarán parte de un programa para indemnizar a las víctimas de abuso, que se espera sea lanzado en septiembre de este año.

Estas entidades, según indicó PR Newswire, sirven al 80% de la población católica del Estado Dorado; no obstante el nuevo programa funcionará de manera independiente del control de la Iglesia.

“Los obispos católicos en California anunciaron hoy [ayer] el establecimiento de un nuevo programa de indemnización que estará disponible para cualquier persona que haya sido abusada sexualmente siendo menor de edad por los sacerdotes de las diócesis participantes, sin importar cuándo se haya producido dicho abuso”, indicó un comunicado de la oficina de abogados Kenneth R. Feinberg.

¿Cómo funcionará el programa?

El programa de “conciliación”, según indica el circular, será administrado por Kenneth R. Feinberg y Camille Biros, dos abogados expertos en la administración de reclamos y conocidos a nivel nacional.

La iniciativa será asesorada por un Comité de Supervisión Independiente, en el cual participará el exgobernador de California Gray Davis y la líder de la Administración de Pequeños Negocios, María Contreras-Sweet —una latina inmigrante nacida en Guadalajara (México).

Cualquier persona que indique haber sido abusado(a) sexualmente como menor de edad por un sacerdote de algunas de las seis Diócesis antes mencionadas puede presentar una queja.

Por dicho reclamo no se tiene que pagar nada, excepto que la víctima contrate los servicios de un abogado, indicó el comunicado que tabién aclara que en caso de darse una indemnización, los gastos de la representación legal no serán reembolsados.

¿Qué pruebas se necesitan?

Para respaldar la acusación, serán necesarios documentos que indiquen dónde se dio el ataque sexual, en qué momento y la índole de las lesiones.

Por ejemplo se pueden presentar registros médicos, y el tratamiento recibidos, una constancia de reclamo hecho a la policía y copias de los reclamos hechos a policía o a la misma Iglesia.

Una vez procesado el reclamo y revisado la evidencia, la persona que reclama recibirá una decisión. De ser positiva el dinero será enviado por cheque vía mensajería o a través de una transferencia electrónica.

Si tienes más preguntas puedes escribir a: ClaimantServices@CaliforniaDiocesesICP.com

Los inmigrantes indocumentados, podrán solicitar una indemnización por abusos cometidos en el pasado.

San Bernardino se suma

“Sé que la indemnización monetaria no puede borrar el trauma y los impactos perdurables del abuso… [No obstante] este programa puede ofrecer una medida de sanación a las víctimas”, indicó en un comunicado el monseñor reverendísimo Gerald R. Barnes de la Diócesis de San Bernardino.

Agregó que el programa ofrece una opción para las víctimas que aún no han recibido indemnización por parte de la diócesis y a quienes la ley de prescripción legal les prohíbe percibirlo.

“Esperamos que [este apoyo] demuestre aún más que reconocemos nuestras fallas pasadas al no proteger del abuso a los menores y nuestra disposición de aceptar las consecuencias”, agregó el documento.

La circular señaló también que la Diócesis seguirá dando apoyo espiritual y pastoral a las víctimas sobrevivientes de abuso por parte de clérigos a través de retiros, terapia y apoyo de la comunidad.

“Vamos a continuar con nuestra investigación y capacitación preventiva para hacer de las iglesias lugares más seguros”, se agregó.

Finalmente el monseñor Barnes ofreció profundas disculpas y pidió el perdón de la comunidad y de Dios.

Si tienes preguntas, llama a la Arquidiócesis de LA al 1(213) 637-7215.