Es hora de que California finalmente apoye y capacite a las profesoras de educación temprana

Es hora de que California finalmente apoye y capacite a las profesoras de educación temprana
Foto: Impremedia

Ahora es el momento para que las profesoras de educación temprana en California reciban el apoyo y la capacitación necesaria para preparar a nuestros alumnos más pequeños. Mi experiencia como profesora de preescolar me enseño lo gratificante, pero difícil, que es enseñar a niños pequeños.

En el primer día de mi trabajo, tenía un plan de actividades. Pensé: ¿Qué tan difícil puede ser? Me tomó solo diez minutos para darme cuenta de lo siguiente: a) enseñar a niños pequeños es increíblemente difícil; b) las actividades que había planeado y mi experiencia no eran apropiadas, y c) probablemente no lo iba a lograr. Unos minutos más tarde, la directora del preescolar entró al salón de clase y vio el caos.

Desde ese instante la directora trabajo conmigo en un programa de apoyo y capacitación. Tuve la suerte de trabajar en un preescolar donde las profesoras con títulos de BA, como yo, eran valoradas, apoyadas, y compensadas ​​de manera justa. Juntas, a través del apoyo y la orientación práctica, crecimos y nos convertimos en profesoras efectivas de alta calidad.

La realidad es que no hay un credencial de enseñanza para las 120,000 profesoras y profesores de educación temprana en California; este grupo de profesionales puede tener experiencia laboral que va desde un diploma de escuela secundaria hasta un título de bachiller. Las profesoras de educación temprana a menudo no pueden participar en oportunidades de capacitación porque carecen del apoyo financiero para hacerlo. Los salarios son tan bajos que casi 60% reciben asistencia pública.

Hace unos meses, realicé una gira nacional sobre programas de educación temprana de alta calidad. Durante nuestra visita en los programas de New Jersey, una profesora compartió su historia sobre cómo el obtener su título de BA le cambio su vida: como madre, como mujer y como modelo para sus hijos. Fue su lucha y su ética de trabajo lo que inspiró a sus hijos a asistir a la universidad y avanzar en su propia educación.

Esta es la razón por la cual Early Edge California apoya el proyecto de ley AB 123 del congresista Kevin McCarty. El proyecto de ley “Pre-K para todos” aumentará los salarios y requisitos académicos para las profesoras de preescolar, además, de proporcionar becas para ayudarlas a obtener sus títulos y recibir apoyo y capacitación adicionales. Este proyecto de ley también ampliará el acceso al programa preescolar del estado de California para los niños de cuatro años que viven en una comunidad de bajos ingresos, y para los niños de 3 años que vive en pobreza.

Es así de simple: cada niño debe tener acceso a programas de educación temprana de alta calidad en su vecindario. Sin embargo, California debe invertir en sus profesoras de educación temprana – valorarlas apropiadamente – para que ellas puedan ofrecer las mejores oportunidades de aprendizaje a todos los niños pequeños. Cuando las profesoras tienen la oportunidad de educarse y avanzar, sus vidas y las de sus alumnos pueden cambiar dramáticamente.

Patricia Lozano es Directora Ejecutiva de Early Edge California, una organización sin fines de lucro dedicada promover el acceso a experiencias de educación temprana de alta calidad para todos los niños en California.