La forma correcta de usar el protector solar en aerosol

La forma correcta de usar el protector solar en aerosol

Si prefieres los protectores solares en aerosol, no eres el único. Su popularidad va en aumento, ya que las ventas se acercan más a las cremas más vendidas, según un estudio publicado en 2018 en el Journal of the American Academy of Dermatology. Como señalan los autores del estudio, a las personas les gusta la aplicación rápida y fácil que brindan los aerosoles. “También tienden a ser más ligeros, por lo que no te sientes acartonado”, dice Mona Gohara, MD, una profesora clínica asociada de dermatología en la Escuela de Medicina de Yale.

Tampoco es difícil encontrar protectores solares en aerosol de alto rendimiento. En nuestras pruebas, encontramos muchos que obtuvieron altas calificaciones de protección ultravioleta (UV) A y SPF, y 3 de ellos cuestan $1 o menos por onza.

Pero incluso el mejor protector solar no te protegerá si no lo usas correctamente, y los aerosoles son más difíciles de usar que las cremas. Los aerosoles pueden incluso representar un peligro para la salud de algunos usuarios. Estas preocupaciones podrían explicar por qué los dermatólogos no han aceptado universalmente los protectores solares en aerosol, y solo el 69% de los 540 encuestados dicen que recomiendan aerosoles a sus pacientes, según un estudio publicado en 2016 en el Journal of Drugs in Dermatology.

Así que para asegurarte de que estás a salvo del sol, revisa estos consejos antes de aplicártelo.

No uses aerosoles para los niños. Los aerosoles pueden ser peligrosos si los inhalas accidentalmente. “Algunos ingredientes de los filtros solares pueden ser irritantes para los pulmones, y algunos aerosoles contienen dióxido de titanio”, explica Don Huber, director de seguridad del producto en Consumer Reports. Ese ingrediente, cuando se inhala en grandes cantidades, ha sido vinculado al cáncer en estudios de roedores.

Debido a que los niños tienen más probabilidades de moverse cuando son rociados, lo que permite que el rociado se dirija inadvertidamente hacia su cara y sea inhalado, CR recomienda que los cuidadores eviten usar protectores solares en los niños, a menos que no haya otro producto disponible. Y si tienes que usar un aerosol, rocía el producto en tus manos y frótalo sobre la piel del niño.

Mantén el aerosol lejos de tu cara. Para evitar inhalar ingredientes potencialmente peligrosos, los adultos no deben rociarse la cara. En su lugar, rocía el protector solar en tus manos y frótalo, asegurándote de evitar los ojos y la boca.

Sostén el atomizador cerca de tu piel y rocía el protector generosamente. Se necesita aproximadamente una onza de protector solar para cubrir completamente el cuerpo de un adulto. Pero con un aerosol es difícil ver cuánto estás aplicando, lo que crea la posibilidad de que uses muy poco y dejes de cubrir algunas partes en tu piel. Una buena regla general es rociar hasta que tu piel brille.

Frótalo a fondo. Incluso si el protector solar está etiquetado como “no rub” (no se debe frotar) aún debes untarlo en tu piel durante al menos 10 segundos para obtener una capa de cobertura uniforme, dice Gohara. “De lo contrario, inevitablemente dejarás de cubrir algunas partes en tu piel”.

Evita los aerosoles en días de viento. “En los días con mucho viento, puedes rociar el aire más que tu piel”, dice Gohara. Las ráfagas fuertes pueden hacer que sea más difícil aplicar el protector solar en aerosol y que sea más fácil inhalarlo accidentalmente. Si no hay otro protector solar disponible, rocíalo en tus manos antes de usarlo en tu cuerpo.

No uses aerosoles si vas a estar cerca de una llama abierta. Los aerosoles podrían (literalmente) quemarte: la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) reportó incidentes en los que las personas que usaban protectores solares en aerosol cerca de una llama (como una parrilla) sufrieron quemaduras graves que requirieron tratamiento médico. El culpable: el alcohol en el protector solar en aerosol, que es inflamable.

Ignora el consejo de que es seguro estar cerca de una llama si tu protector solar en aerosol está bien frotado y seco. “Aunque la piel se sienta seca, la FDA recomienda que el usuario de cualquier filtro solar inflamable evite las llamas abiertas o cualquier material que pueda lanzar chispas”, dice Huber. Las quemaduras tienen el potencial de ser más severas en los niños que en los adultos, que es otra de las razones por las que CR recomienda no usar protectores solares en aerosol para los niños.

Protección solar

¿Los protectores solares realmente protegen tan bien como los fabricantes afirman? En el show Taller del Consumidor, Sue Booth, experta de Consumer Reports, ofrece consejos sobre cómo protegerte de los rayos dañinos del sol.

Inscríbete para recibir Lo último – nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.

Consumer Reports is an independent, nonprofit organization that works side by side with consumers to create a fairer, safer, and healthier world. CR does not endorse products or services, and does not accept advertising. Copyright © 2019, Consumer Reports, Inc.