Cómo tratar el tema de los tiroteos en las escuelas con los hijos

Terapista ofrece consejos a los padres para lidiar con las noticias y la ansiedad que pueden provocar las masacres en los más pequeños
Cómo tratar el tema de los tiroteos en las escuelas con los hijos
Padres y niños reunidos en la vigilia para recordar a las víctimas de la masacre en la escuela primaria en Newtown, Connecticut
Foto: AP

Hubo un tiempo en el que los padres creían que las escuelas eran de los sitios más seguros para sus hijos. Pero con los últimos tiroteos y atentados reportados en planteles escolares, dicha confianza ha disminuido. En la actualidad, estudiantes y padres saben que las escuelas no están exceptas de peligro.

La lista de masacres en las escuelas es extensa e incluye desde la matanza de Columbine High School, ocurrida el 20 de abril de 1999, en Colorado, en la que fueron asesinados 12 estudiantes y un maestro; pasando por la masacre de Sandy Hook Elementary School, ocurrida el 14 de diciembre de 2012, en Connecticut, en la cual fueron asesinadas 26 personas, incluidos 20 niños de entre 6 y 7 años de edad; y una de las últimas fue la de Stoneman Douglas High School, el 14 de febrero de 2018, en Florida, en la que murieron 17 personas, entre muchas otras tragedias de gran impacto mortal.

Ante el aumento de los atentados y la falta de acción del Gobierno por controlar la venta y proliferación de armas, padres e hijos sienten ansiedad y el temor, incluso cuando van a la escuela.

Natalia Soza, psicóloga de niños y familias, con práctica en Riverside, California, explica que las conversaciones con los hijos sobre los tiroteos en las escuelas dependen de la edad de los niños.

“En ciertos casos, es más aconsejable dejar que los niños o adolescentes sean quienes pregunten porque sino los padres pueden compartir demasiada información o dejar afuera detalles importantes, y esto a la larga los va a impactar negativamente”, señaló en entrevista telefónica con este diario.

Tanto la Asociación Americana de Psiquiatría (https://www.apa.org/), como la Academia Americana de Pediatría (https://www.aap.org/) aconsejan evitar el tema de las masacres, hasta que los niños hayan alcanzado una edad que les permita entender lo que ocurrió, alrededor de los 8 años de edad. Soza advierte que si bien coincide con la recomendación de las organizaciones, cada niño es diferente y puede tener diferentes necesidades.

Margarita Yañez, madre de dos adolescentes que atienden a la escuela preparatoria Van Nuys High School, en Van Nuys, California, dijo que sus hijos y amigos no mostraban temor ni ansiedad de que una masacre ocurra en su escuela.

“Yo veo que los muchachos se preocupan más por las peleas de la escuela, o le temen más a la migra y lo que les pueda ocurrir a sus propios padres. Nunca me dijeron nada de los tiroteos”, admitió.

En cuanto a los más pequeños, Soza aconsejó compartir una historia simple al respecto, de no más de una oración, cuando los niños tienen menos de 6 años de edad.

“Si el niño está en Preschool o Kindergarten, es mejor concentrarse en los aspectos más positivos, como por ejemplo, mencionar a los ‘héroes’ que ayudaron a los estudiantes, o recalcar valores importantes que se pueden rescatar de la tragedia, en lugar de enfocarse en el aspecto macabro de la situación”, recomendó.

Muchos piden mayor control de armas tras masacres en escuelas.

Comunicación abierta

Una comunicación abierta entre padres e hijos es fundamental, no sólo con respecto a los tiroteos en las escuelas, sino también en otros ámbitos de la vida, como por ejemplo, en lo que se refiere a temas sobre relaciones interpersonales, cambios físicos y valores éticos, entre muchos otros.

La Asociación Americana de Pediatría (APA) ofrece una serie de consejos para enfrentar este tipo de situaciones. Compartimos algunas de ellas:

  • Habla con tus hijos
    Psicólogos que se enfocan en trauma y recuperación de niños aconsejan aprovechar las noticias de tiroteos y atentados para hablar con los hijos de dichos temas. Al mismo tiempo, es importante darles un sentido de seguridad y explicarles que existen muchas personas, como maestros, policías y padres que los protegen y cuidan sus espaldas.
  • Señales de alerta
    La manera de responder de niños y adolescentes también varía según la edad. Los adolescentes, por ejemplo, tienen mayor habilidad para expresar sus miedos y sus sentimientos en general que los niños más pequeños, que quizás manifiestan sus miedos y preocupaciones a través de dibujos o comportamientos poco usuales. Es fundamental que los padres sean receptivos y descubran el lenguaje corporal de los niños, cuando estos no pueden expresarse claramente.
  • Limita la exposición a noticias negativas
    Cuando los niños más pequeños ven noticias en la televisión, tienden a creer que se trata de diferentes eventos, incluso en los casos en los que los medios repiten la misma noticia una y otra vez. APA recomienda limitar la exposición de los niños a noticias que puedan asustarlos o deprimirlos.