Concejales alegan que otras ciudades “mandan” desamparados a Los Ángeles

El número de desamparados en el condado de Los Ángeles aumentó en un 12% ahora son cerca de 59 mil
Concejales alegan que otras ciudades “mandan” desamparados a Los Ángeles
El condado de Los Ángeles vió en el 2019 un incremento del 12% con respecto a los 52,765 desamparados contados en el 2018.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinion

Dos concejales de Los Ángeles alegan que otras ciudades envían sus residentes indigentes o en situaciones de desamparo a Los Ángeles.

Es por esto que pidieron este miércoles un reporte para determinar si ciudades vecinas están desalojando campamentos ilegalmente acción que obliga a las personas desamparadas a dirigirse hacia Los Ángeles. 

La moción fue presentada por los concejales Mike Bonin y Joe Buscaino fue presentada un día después de que la Autoridad de Servicios a Desamparados en Los Ángeles (LAHSA por sus siglas en inglés). Dicha moción asegura que algunas personas desamparadas que viven en Los Ángeles han reportado que la policía de sus ciudades de origen les “prohíben dormir en los andenes” y son orientados para que vayan a las calles de LA.

“Esto es injusto y hace que se pida a los vecinos de Los Ángeles que soporten la carga de resolver la falta de vivienda para toda la región”, aseguró Bonin.

Según un artículo publicado por Bonin ayer, el concejal asegura que “Estamos albergando a personas sin hogar en un número récord, pero las personas se están quedando sin hogar más rápidamente de lo que nosotros podemos alojarlos. Cuando alguien se queda sin hogar, sucede rápido y de varias maneras. Cuando alguien se aloja, sucede en un lugar extremadamente lento y de manera limitada y limitada”.

Además aseguró que el problema de la indigencia es complejo y hace parte de una tendencia económica y social nacional que requiere el trabajo conjunto de líderes a nivel estatal y federal. “Hasta que no abordemos temas a nivel nacional y estatal, como la desigualdad de ingresos, la atención de salud mental, la adicción y un conducto racista de “escuela a prisión”, y a menos que el gobierno federal deje de destruir la red de seguridad, recorte la atención de la salud y haga que sea más difícil para que las personas accedan a vivienda, nos enfrentaremos a la tarea de Sisyphean de construir y proporcionar constantemente más viviendas para las personas sin hogar”, aseguró el Bonin.