Jurado halla culpable a un hombre de matar a martillazos a una familia y enterrarla en el desierto

La familia desapareció en el 2010 pero sus cuerpos solo fueron encontrados en el desierto Mojave en el 2013

Jurado halla culpable a un hombre de matar a martillazos a una familia y enterrarla en el desierto
Desierto Mojave.
Foto: Pixabay

Un jurado halló este lunes culpable a Charles Merritt de asesinato en primer grado en 2010 de su socio y su familia (esposa e hijos), cuyos cuerpos enterró en un desierto californiano e hizo creer que se habían mudado a México.

La oficina del fiscal de San Bernardino Jason Anderson aseguró a los medios que buscarán la pena de muerte para Merrit, que escuchó con los ojos aguados los cuatro veredictos de culpabilidad.

Joseph McStay, de 40 años, su esposa, Summer, de 43, y sus dos hijos Gianni, de 4, y Joey Jr., de 3, desaparecieron el 4 de febrero de 2010 de su casa en el sur de California, y cuatro días después el vehículo familiar fue encontrado abandonado en un estacionamiento de San Ysidro, en el cruce fronterizo entre San Diego y México.

La familia estuvo desaparecida por tres años y las investigaciones apuntaron a que estarían en México.

Una imagen, captada por las cámaras de vigilancia del cruce fronterizo, de una familia de cuatro que parecían ser los McStay y varios registros encontrados en el computador de la familia sobre los requisitos de viaje a México para menores de edad estadounidenses hizo que los buscaran en el país latinoamericano.

Bajo esa hipótesis el Buró Federal de Investigación (FBI) se unió a la investigación de la desaparición de la familia que fue publicitada por los más importantes medios de Estados Unidos.

Merritt, de 62 años, dio algunas entrevistas en las que lamentaba la desaparición de la familia.

En una entrevista con el diario británico Daily Mail, Merritt describió a su socio como “una de las mejores personas en el planeta”, y que tras su desaparición su negocio había quebrado.

En 2013 los cuerpos de la familia McStay fueron encontrados en el desierto de Victorville, situado a unos 138 kilómetros de Los Ángeles y donde habían sido enterrados a poca profundidad.

https://twitter.com/WillMatt11/status/1138188254744678400

Un año más tarde, las autoridades de San Bernardino anunciaron el arresto de Merritt al considerar que el sospechoso mató a la familia con un martillo después de que su socio intentase terminar sus vínculos comerciales y descubriera que había intentado robarle dinero de una cuenta bancaria.

Entre las evidencias presentadas en el juicio están las muestras de ADN del acusado encontradas en el auto de los McStay, así como la señal del teléfono celular de Merritt que fue localizada en el área dónde estaban enterrados los cuerpos a pocos días a la desaparición de la familia.