Bebé contrae herpes por un beso en su bautizo

El herpes labial es una infección viral muy prevalente, con recurrencias frecuentes, causado por el virus herpes simple

Un bebé está luchando por su vida después de contraer herpes por un beso en su bautizo.

Noah Tindle tenía solo cuatro semanas de edad cuando su madre, Ashleigh White, notó que su ojo derecho se había inflamado y le había salido una especie de ampolla.

Ashleigh, de 21 años, consultó con un amigo sanitario para pedirle consejo, quien le aseguró que probablemente solo era un conducto lagrimal bloqueado.

Días después, la condición de Noah empeoró, y Ashleigh vio más ampollas alrededor del ojo del bebé. Lo llevó rápidamente al hospital, temiendo que pudiera ser herpes, una infección que se puede transmitir a través del contacto labial.

Había leído algo en Facebook acerca de otro bebé que también tuvo el virus y las ampollas tenían exactamente el mismo aspecto.

Después de una serie de pruebas, los médicos confirmaron que Ashleigh tenía razón, Noah había contraído el virus, el virus del herpes simple 1 (VHS1).

Los médicos informaron a Ashleigh que era probable que el recién nacido se hubiera contagiado del virus con un beso de un adulto, y ella lo atribuyó rápidamente a su bautizo cinco días antes.

El pequeño Noah pasó 10 semanas en el hospital recuperándose del brote del virus. Actualmente se encuentra bien, aunque tuvo una recaída recientemente y tiene que seguir tomando medicamentos antivirales hasta 2020.

El niño tuvo suerte de que su madre se diera cuenta de que algo iba mal tan pronto, de lo contrario el resultado podría haber sido fatal.

Si bien el HSV1, conocido como el virus del herpes labial, es inofensivo para los adultos, puede ser fatídico para niños pequeños y bebés con sistemas inmunitarios más débiles.

Noah fue trasladado al Hospital de Niños Sheffield, donde recibió medicamentos antivirales por vía intravenosa, pero sin la pronta intervención, el virus podría haberse propagado a su cerebro y causar una falla orgánica múltiple.

Ahora, Ashleigh está compartiendo las fotos de Noah para crear conciencia entre adultos y padres, para que conozcan los peligros de besar a un niño si eres propenso al herpes labial.