Bikini de leopardo y un cuerpazo de infarto: Michelle Salas celebró sus 30 años

Mucho estilo y sensualidad de la hija de Luis Miguel

Un bikini de leopardo, una bebida, sol, arena y un cuerpazo. Así fue como Michelle Salas, hija de Luis Miguel y Stephanie Salas, celebró sus 30 años.

El pasado 13 de junio la socialité y empresaria viajó a Los Cabos en Baja California Sur, México.

“Unos días antes de que cumpla años me da como crisis, no me gusta cumplir años, pero ni modo, ya luego se me pasa”, expresó la bella cumpleañera a través de Instagram Stories a manera de broma.

Michelle dejó ver su viaje lleno de estilo. Siempre con mucha clase y refinamiento.

Ni hablar del cuerpazo del que goza la heredera de “El Sol” de México. Los genes no dejan lugar a dudas.

Contrasta el momento por el que pasa Michelle con su prima Frida Sofía, quien se encuentra en medio de graves problemas familiares que la han alejando hasta de su madre Alejandra Guzmán.

Aunque la hija de la rockera la ha querido sacar de sus casillas con ataque públicos hirientes, Michelle mantiene su porte regio y está feliz llegando a las treinta primaveras.