Asesinos, violadores de perros… ICE publica lista de migrantes liberados que cometieron horribles crímenes

ICE arremete contra las denominadas ciudades santuario
Asesinos, violadores de perros… ICE publica lista de migrantes liberados que cometieron horribles crímenes
ICE se prepara para su gran redada nacional la próxima semana
Foto: ICE

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) ha hecho público una lista de inmigrantes indocumentados que fueron puestos en libertad por las políticas de santuario y fueron acusados luego de un crimen grave.

Las ciudades, condados y estados santuario limitan al mínimo legal su colaboración policial con ICE. Así, por ejemplo, evitan retener a inmigrantes más allá de lo que establecen sus derechos civiles para que la agencia federal pueda ir a arrestarlos.

ICE, por su parte, denuncia el “aumento inherente del riesgo” para sus agentes y para la ciudadanía en general, justificando los arrestos en viviendas y calles.

El listado hecho público por ICE refiere ejemplos en dos de los estados con leyes de santuario, Washington y Oregón, gobernados por el Partido Demócrata.

– Lo encabeza Rosalio Ramos Ramos, un indocumentado hondureño con antecedentes criminales que había sido deportado cuatro veces ya.

En octubre de 2017 fue arrestado por posesión de drogas en un suburbio de Seattle (Washington), pero se resistió violentamente una vez en la cárcel local e hirió a cinco agentes.

Fue hospitalizado, y la policía solicitó a ICE que no lo detuviera mientras estaba ingresado; el centro médico le dio el alta sin avisar a los agentes, y Ramos pudo escapar.

Tres meses después, fue arrestado por el asesinato de su primo Pedro Venegas Ramos, que fue descuartizado y abandonado en un contenedor de basuras.

– Martín Gallo Gallardo es un indocumentado mexicano que fue arrestado en el condado de Multnomah (Oregón) por violencia doméstica en marzo de 2018.

Fue puesto en libertad por las autoridades locales, que alegaron que la ley les impide mantener a un ciudadano arrestado más allá de lo permitido, añadiendo que ICE tenía su información personal si quería ir a buscarlo después.

Nadie fue, y siete meses después Gallardo fue arrestado de nuevo, en este caso por asesinar a su esposa y abandonar su cuerpo en una zanja junto a un río.

– Elder Carceres Coello, inmigrante indocumentado hondureño con antecedentes criminales, fue liberado de una cárcel de condado en Washington en febrero de 2017, pese a que ICE había solicitado que se le retuviera para poder colocarle bajo su custodia. En julio, fue detenido de nuevo, por robo, y puedo en libertad de nuevo a la espera de juicio. En agosto, fue arrestado por asesinato.

– Christian Octavio Parra, indocumentado mexicano, fue igualmente liberado de una cárcel de condado en Washington en agosto de 2017 pese a la petición de ICE. Menos de un mes después, asesinó a su esposa y luego se quitó la vida.

– Jorge Luis Romero Arriaga, indocumentado hondureño, fue arrestado por la violación de un niño en Kent (Washington) y luego puesto en libertad a la espera de juicio, pese a la solicitud de ICE. Ocho meses después, fue arrestado de nuevo por asalto. La agencia federal terminó deportándole en marzo de 2017.

– Luis Fernández de la Torre, indocumentado mexicano, fue condenado por violación a más de un año de cárcel. Tras cumplir su condena, fue enviado a una cárcel de condado en Kent por un arresto previo por manejar borracho. Fue liberado en febrero de 2014, y detenido seis meses después por ICE, que lo deportó a México.

– Fidel López, indocumentado mexicano y con antecedentes criminales por violar al perro de su prometida, fue puesto en libertad en abril de 2019 en una cárcel de condado de Oregón pese a una petición de ICE. Fue detenido en su vivienda poco después, y ahora espera ser deportado.

Por Bruno G. Gallo