Habría matado a su bebé porque era un “estorbo” en la relación con su amante

Heather Reynolds está acusada de haber asfixiado a su hijo menor con una toallita húmeda; pudo haber cometido este acto bajo la influencia de las drogas

Una mujer originaria de Nueva Jersey llamada Heather Reynolds podría pasar varios años en prisión si en los próximos días se comprueba que ella fue la asesina de su hijo de tan solo 17 meses.

Fue el 10 de mayo de 2018 cuando Heather salió corriendo de su casa en Gloucester Township, con el pequeño Axel en brazos, pidiendo auxilio a sus vecinos, ya que el bebé no respiraba. Rápidamente llegó una ambulancia al lugar y los paramédicos trataron de reanimar al niño, sin que pudieran hacer algo para que sobreviviera.

A Axel le fue practicada una autopsia para determinar las causas de su muerte, la cual determinó que el pequeño perdió la vida por asfixia; además, en su organismo fueron encontrados restos de detergentes y antisépticos.

Además, según el paramédico que atendió al niño, Heather cambió en un par de ocasiones la versión de los hechos, ya que en un principio les dijo que era probable que su hijo haya bebido algún líquido venenoso, lo cual luego cambió cuando los médicos le explicaron que su hijo había perdido la vida mucho antes de que lo descubriera; además, Axel presentaba pequeñas contusiones alrededor de la boca y nariz.

A esto habría que agregarle los testimonios de algunos de sus vecinos, quienes aseguraron que la mujer consumió anfetaminas la noche anterior a la muerte de Axel, lo cual pudo comprobarse al encontrarse restos de esta sustancia en una de sus bolsas.

Además, al revisar algunos mensajes en su teléfono celular se descubrió que esta mujer tenía un romance extramarital mientras su esposo estaba fuera de casa por trabajo e incluso, a algunas personas les había comentado que su hijo era “un obstáculo” en la relación con su amante.

Pese a que el abogado de Reynolds aseguró que ella no tuvo nada que ver con la muerte de su bebé, un jurado llegó a la conclusión de que ella asesinó a su hijo tapándole nariz y boca con una toallita húmeda. Ahora se espera que en los próximos días se dicte sentencia de este caso.

Heather es madre de otros dos menores y por si fuera poco, su marido murió en noviembre del año pasado.