Clases de natación gratuitas o a bajo costo durante el verano en las piscinas de Los Ángeles

Clases de natación gratuitas o a bajo costo durante el verano en las piscinas de Los Ángeles
Entre las lecciones esta la respiración y el pataleo. / foto: Aurelia Ventura.
Foto: foto: Aurelia Ventura.

Cuando Leticia Quintero se enteró por medio de las redes sociales que se ofrecían clases gratuitas de natación para niños en la piscina pública de su vecindario en Boyle Heights no dudó en apuntar a su hija.

“Es la primera semana que vinimos y le gusta mucho”, indicó este viernes durante la clase de natación de su hija Melissa Díaz, de 10 años de edad, en la piscina Roosevelt localizada dentro de la secundaria que lleva el mismo nombre.

A un lado, los esposos María Gasca y Sergio Castillo observaban a su hijo Rodolfo Castillo, también de 10 años de edad, nadar en la piscina.

Su mamá dijo que esta era una magnífica oportunidad —y gratuita— para que su hijo aprenda a nadar durante las vacaciones.

“Ya lo habíamos llevado a clases pero se le olvidó… Ahorita está otra vez en el nivel uno”, contó. “Lo vamos a traer hasta que termine el verano porque es perfecto para ayudarles a prevenir peligros [de ahogamiento]”.

Los padres pueden entrar a la alberca con los los niños de 4 años para que sientan confianza en el agua.

Actividades acuáticas

Los participantes de estas clases son parte del programa SwimLA de la ciudad de Los Ángeles que ofrece cinco sesiones de actividades acuáticas durante el verano en piscinas públicas, lagos y playas.

El Departamento de Parques y Recreación de Los Ángeles ofrece a las familias y miembros de la comunidad las clases gratuitas, o a bajo costo, a niños de 4 a 17 años, dijo Carlos Espinoza, director de servicios acuáticos de Los Ángeles.

“Durante el verano son cinco sesiones de dos semanas. Ahorita vamos en la segunda sesión”, agregó.

“Los padres pueden venir en persona o registrarse por Internet. [A los niños] les hacen una evaluación gratis y ya que empieza la sesión son 10 clases de lunes a viernes”.

Los pequeños y adolescentes con más experiencia tienen la oportunidad de participar en clases de salvavidas junior, lo cual les permite aprender todas las técnicas de un salvavidas y participan en paseos y eventos. Eventualmente, algunos de ellos, se convierten en instructores en las mismas piscinas donde aprendieron a nadar.

Los padres pueden registrar a sus hijos por Internet.
Andrew Manríquez (d) tiene cinco años de experiencia como instructor y salvavidas. / fotos: Aurelia Ventura.

Según estadísticas del Centro para Prevenciones de Enfermedades (CDC), el ahogamiento de la segunda causa de muerte accidental en niños menores de 14 años.

“Por eso es importante que los padres y guardianes lleven a sus hijos a que aprendan a nadar desde los cuatro años o si pueden antes… Que los lleven y se metan a la alberca con ellos”, dijo Espinoza. “El niño jugando aprende a nadar fácilmente”.

Verónica Ramírez es uno de estos padres que se preocupa porque su hija Italia Tadeo, de 4 años, aprenda a nadar a una corta edad .

La madre contó que cuando la inscribió a la primera sesión, su niña tenía miedo del agua pero ahora en su segunda clase, ya se siente muy cómoda.

“Es muy bueno porque ahora ella ya anda solita”, dijo Ramírez quien agradeció la oportunidad de las clases sin costo. “Si uno va al gimnasio son como $100 por las clases y uno no tiene ese dinero”.

Andrew Manríquez es uno de los instructores de clases en la piscina pública Roosevelt en Boyle Heights.

En sus cinco años de experiencia como salvavidas/instructor él ha notado que los niños que no saben nadar se sienten aterrorizados por el agua y sobre todo al intentar meter la cabeza.

“Se les recomienda que para que se sientan cómodos comiencen por hacer burbujas en el agua y aprendan a flotar”, explicó. “En caso de emergencia si el cuerpo se cansa, flotar es la otra opción”.

Se recomienda que los niños aprendan a nadar a temprana edad. / fotos: Aurelia Ventura.

El objetivo de SwimLA, programa ofrecido por la División de Deportes Acuáticos de la ciudad, es que los niños y adultos aprendan a nadar y se sientan seguros en el agua.

El programa es financiado mediante el apoyo de socios como LA28, Kaiser Foundation Hospitals y LA84 Foundation Este permite que las piscinas estén abiertas más horas durante el verano, aumenta el número de clases de natación disponibles para los jóvenes y otorga miles de becas a las familias que demuestren necesidad financiera.

SwimLA es parte de un esfuerzo más amplio del alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti para garantizar que la ciudad se mantenga saludable y activa mientras se prepara ser anfitriona de los juegos deportivos más esperados del mundo: los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2028.

SwimLA es uno de los muchos programas ofrecidos por la División de Deportes Acuáticos de la Ciudad.

Las clases están disponibles durante todo el verano. Si estás interesado, puedes llamar al 1(323) 906-7953, visitar su piscina pública local de la ciudad Los Ángeles o registrarte en www.swimla.org/.l