“Asaltemos el Área 51”: Este es el extravagante plan que circula en Facebook

Más de 600,000 personas se apuntan para saber si hay extraterrestres
“Asaltemos el Área 51”: Este es el extravagante plan que circula en Facebook
El hombre siempre se ha fascinado por encontrar vida extraterrestre.
Foto: Shutterstock

Más de 600,000 personas parecen tener ya un plan previsto para la madrugada del próximo 20 de septiembre. El lugar de encuentro es la misteriosa Área 51, ubicada en Nevada, una zona militar cerrada perteneciente a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. Algunos dicen que allí el ejército almacena pruebas de la existencia de extraterrestres.

“Asaltemos el Área 51. No nos pueden parar a todos”, es la apelación con la que se titula un extravagante evento publicado en Facebook, que ya ha recogido la adhesión de miles de aficionados. En una breve descripción, se propone una breve consigna. “Nos encontraremos en la atracción del Centro Turístico Alienígena y coordinaremos nuestra entrada”, se lee. “Vamos a ver a los alienígenas”.

La acción ha sido convocada por el usuario SmyleKuun, un popular jugador de videojuegos (en inglés, streamer, es decir un usuario que se dedica a retransmitir sus partidas en una canal online) según The Washington Post.

Su iniciativa, además de un sorprendente respaldo popular, ha generado un aluvión de memes (mensajes de broma en redes sociales), con imágenes de hombrecillos verdes y diversos símbolos de la cultura “freak”, como el personaje Sheldon Cooper, de la serie Big Bang Theory.

“Ok, muchachos, siento que necesitamos formular un plan de acción”, publicó hace unos días Jackson Barnes, uno de los usuarios interesados en la iniciativa. A continuación, detalló una propuesta de ataque basada en referencias fantásticas. Su mensaje recibió miles de comentarios y ha sido compartido otras tantas veces. Después, Barnes cambió la privacidad de sus mensajes.

The Washington Post se planteaba en su artículo sobre este tema qué posibilidades reales hay que el evento se lleve a cabo, y qué pasaría en ese caso. La mayoría de los usuarios que comentaron en la página de Facebook dedicada, señaló, hablaban en broma.

Barnes, por ejemplo, precisaba en su post que no tenía la intención real de seguir con el plan. “Simplemente pensé que sería gracioso y conseguiría algún me gusta en la red”, escribió. Sin embargo, algunos otros usuarios parecieron tomárselo más en serio, observó el diario.

La portavoz de la Fuerza Aérea Laura McAndrews dijo a ese periódico que los funcionarios estaban al tanto del evento, pero que no podía dar informaciones sobre sobre posibles planes específicos o procedimientos de seguridad en la base, en caso de que realmente tenga lugar una congregación de personas cerca de ella. Y lanzó una advertencia: “La Fuerza Aérea siempre está lista para proteger a EEUU y sus bienes”.

El medio Vox no duda que el evento sea una broma. Según esta web, el tono de las publicaciones en el evento tiene el típico código de lenguaje utilizado en el mundo de las redes sociales por los usuarios que quieren animar páginas de contenidos graciosos y absurdos.

El Área 51 es un terreno militar situado en pleno desierto de Nevada que desde hace años, debido al secretismo que lo rodea, ha estado envuelto en un halo de misterio que ha dado pie a numerosas teorías extravagantes.

Una de las más extendidas es la de que el Gobierno empleó este árido terreno militar para esconder de las miradas curiosas toda prueba de vida extraterrestre.

De hecho, la Administración estadounidense nunca reconoció la existencia de esta instalación militar hasta agosto de 2013, cuando la CIA desclasificó una serie de documentos que confirmaban la existencia de la base militar.

Esas teorías sostienen, entre otras cosas, que allí se trasladaron los restos de una supuesta nave extraterrestre que se habría estrellado en Roswell, en Nuevo México, en julio de 1947. En 2017 el Pentágono confirmó la existencia de un plan para averiguar si existen “amenazas anómalas aeroespaciales”, recuerda The Washington Post.

Editado por Francesco Rodella con información de EFE