Mexicanos en Holanda, una buena combinación

Edson es el décimo mexicano en jugar en la Liga Eridivisie
Mexicanos en Holanda, una buena combinación
Andrés Guardado tuvo un brillante paso con el PSV convirtiéndose en referente.
Foto: Getty Images

La relación de los jugadores mexicanos con el fútbol holandés ha sido la mejor que ha habido con el fútbol europeo, ya que han destacado y en muchas ocasiones, emigrado a otras ligas más poderosas gracias al trampolín que significa la Liga Eridivisie.

Todo comenzó en 1996 cuando Leo Benhakker se llevó sorpresivamente al Vitesse a Joaquín Del Olmo, mediocampista férreo al que dirigió en el América y al que le llenó el ojo por completo… su paso fue fugaz, pero efectivo en el fútbol de aquel país.

Diez años después, Carlos Salcido abrió la puerta para los jugadores aztecas en el PSV Eindhoven con quienes conquistó un bicampeonato de liga y el trofeo de la SuperCopa.

Otro mexicano que recaló en el PSV fue el ‘Maza’ Francisco Javier Rodríguez, en su estancia de tres años conquistó la Supercopa y jugó la Europa League. Luego emigró a la Bundesliga.

Mismo año, 2008, Héctor Moreno, gran valor juvenil de México que ganó el Campeonato Mundial Sub 17 del 2005, fichó para el AZ Alkmaar y conquistó el título en su primer año, dirigido por van Gaal. Jugó en el Espanyol y volvió en el 2011 para jugar con el PSV con quienes ganó Liga y otra SuperCopa.

Ulises Dávila, en el 2012, pasó fugazmente por el Vitesse luego que el Chelsea lo prestó, sin embargo no pasó nada con él.

2013: el ‘Tecatito’ Corona firmó como el sexto mexicano en la Eridivisie con el Twente, con quien tuvo buenas, pero pocas actuaciones, de ahí pasó al Porto donde milita en la actualidad.

Un año más tarde, Andrés Guardado se convirtió en el jugador mexicano con más éxito en la liga holandesa cuando fichó por el PSV Eindhoven. Consiguió dos títulos de liga, dos supernovas y se convirtió en un referentente absoluto del equipo.

Para el 2017 quien llegó fue el ‘Chucky’, quien ha tenido un paso de ensueño por el PSV haciendo goles y siendo campeón de liga el torneo pasado. Lozano ha jugado Champions con el equipo holandés y ha llamado la atención de todo el mundo del fútbol gracias a su paso por este equipo al que en 2018 también llegó Erick Gutiérrez, también proveniente del Pachuca, el noveno mexicano.

Pasar por Holanda es una garantía de formación, es la mejor escuela del fútbol europeo y la mayoría de los mexicanos que han jugado ahí la han aprovechado… seguramente Edson Álvarez, no será la excepción.