Programa de verano se enfoca en reducir la escasez de médicos de minorías en California

Un estudio reciente de la Iniciativa de Políticas y Políticas Latinas de UCLA encontró que el estado dorado tiene la tasa más baja en la nación de doctores latinos.
Programa de verano se enfoca en reducir la escasez de médicos de minorías en California
Harvey Peralta, 26, (izq.) practica como poner inyecciones en el programa de verano HCOP de AltaMed y la Universidad Charles Drew. (Suministrada)
Foto: Altamed

Harvey Peralta tenía 8 años cuando emigró de México junto a sus padres y cinco hermanos para establecerse en el Este de Los Ángeles.

A su corta edad Peralta entendió la realidad de su familia en cuanto al cuidado de la salud al carecer de un seguro médico.

“Era muy difícil el acceso al cuidado de salud para nosotros. Si veíamos a los doctores era solamente por emergencia. Visitar un doctor costaba mucho”, dijo Peralta, de 26 años. “Y cuando íbamos al doctor yo tenía que traducirle a mis padres”.

Esta experiencia de la falta de acceso de salud médica asequible y la falta de conexión con doctores que hablaran español motivó a Peralta a estudiar medicina. Tras recibir su licenciatura en UCLA comenzará un programa de medicina de dos años en Cal State LA para posteriormente asistir a una escuela de medicina.

Rosa Magaña, de 31 años, enfrentó una situación similar a Peralta. Ella contó que su abuela falleció a los 57 años por una enfermedad que no fue diagnosticada a tiempo. Y su padre, quien trabajó 17 años en los campos de Arizona, solamente recibió seguro de salud médica por un año.

“Él no pudo ir al doctor a tiempo y ahora tiene diabetes”, dijo Magaña cuyos padres son de origen mexicano.

Estos, entre otros motivos que veía en su comunidad constantemente, motivaron a Magaña a querer ayudar en el aspecto médico y tras obtener dos licenciaturas ha decido estudiar medicina.

“Estoy aplicando para las universidades y espero ir a cualquier UC como UCLA”, dijo Magaña.

Ella y Peralta son dos de 25 estudiantes que forman parte del primer grupo del programa Health Careers Opportunity Program (Programa de Oportunidades de Carreras Profesionales de la Salud HCOP) para preparar a estudiantes de pre-grado para que se conviertan en profesiones de salud.

Rosa Magaña es parte del programa HCOP de AltaMed y la Universidad Charles Drew. (Suministrada)

Esta es una asociación entre AltaMed Health Services, uno de los centros de salud comunitarios federales más grandes del país, y la Universidad Charles Drew que crearon la CDU-AltaMed, AltaMed Clinical Experience HCOP Academy.

“Hay una gran necesidad de programas de enriquecimiento que ofrezcan tutoría, asesoría, becas y exposición a la profesión médica”, dijo el doctor Efraín Talamantes, director del Instituto de Equidad en la Salud de AltaMed. “En AltaMed, nos comprometemos a continuar capacitando y contratando profesionales de nuestras propias comunidades porque queremos que nuestros médicos y personal sean tan diversos culturalmente como los pacientes a los que atendemos”.

Un estudio reciente de la Iniciativa de Políticas y Políticas Latinas de UCLA encontró que California tiene la tasa más baja en la nación de médicos latinos, con tan solo 50 por cada100,000 habitantes, debido en parte, al hecho de que no hay suficientes estudiantes latinos que soliciten ingreso en las escuelas de medicina de Estados Unidos y de los que lo hacen, muy pocos son admitidos.

Peralta dijo estar muy emocionado de ser parte de esto programa ya que como el menor de la familia y el primero en asistir a la universidad, el asesoramiento de un doctor latino es vital.

“Necesito el apoyo para navegar en la medicina. Los doctores [anglosajones] usualmente ya tienen padres que fueron doctores y no me identifico”, dijo Peralta. “Aquí el programa trae médicos latinos, de color. Hay gente como yo que muestra su interés por la medicina”.

Magaña dijo que ahora un doctor es ser más que un científico en un cuarto.

“Ahora los doctores también tratan de hacer abogacía, de hablar de más problemas como la pobreza, la falta de alimentos y la salud juega un papel importante”, recalcó Magaña.

Esta es la primera vez que se ofrece el programa HCOP, pero existen fondos para ser financiado cada verano por los próximos cinco años. El programa intensivo, localizado en la ciudad de Commerce, tiene una duración de seis semanas de ocho horas diarias de lunes a viernes. El objetivo es cerrar la brecha al permitir que los estudiantes pre-médicos aprendan en un centro de atención de salud basado en la comunidad; además de tener las oportunidades para establecer contactos e investigaciones profesionales.

Los estudiantes del programa de verano recibieron becas y/o estipendios para participar.

El programa AltaMed Clinical Experience HCOP intenta atraer a más latinos al campo de la medicina. (Suministrada)

 

Más doctores latinos en la comunidad

Esta es una buena solución para incrementar el número de latinos en la medicina ya que, según el doctor Talamantes, de por si para los latinos es difícil graduarse de la escuela de medicina ya que muchos tienen que superar importantes desventajas económicas y académicas.

Se estima que para reducir el impacto de la escasez de médicos y residentes latinos de California requerirá intervenciones de políticas especializadas con resultados a corto y largo plazo.

Con más latinos que residen en California que en cualquier otro estado de la nación (49% de la población del estado, según el Pew Research Institute), es fundamental que los programas de educación médica y capacitación de residencia se reorganicen para ampliar la capacidad de atención primaria y cumplir las necesidades de todos los californianos.

“Si las tendencias actuales continúan, pasarán 500 años antes de que tengamos suficientes médicos latinos graduados para satisfacer las necesidades de nuestras comunidades”, aseveró Talamantes.

El estudio de la UCLA también descubrió que el número de plazas de residencia en atención primaria de California debería ampliarse a oportunidades de capacitación en hospitales estatales y clínicas comunitarias en vecindarios que carecen de servicios médicos y lingüísticos.

HCOP fue diseñado en respuesta directa a esta necesidad.

“La escasez de médicos y residentes en California afecta el bienestar general de todos los californianos”, dijo el Dr. Talamantes. “El aumento de las admisiones a la escuela de medicina para estudiantes latinos reduciría las barreras del idioma y las disparidades en la atención médica entre la creciente población latina”.

El programa intenso de seis semanas es de lunes a viernes con una duración de 8 horas diarias.

Los estudiantes de medicina interesados en saber más acerca del programa HCOP pueden enviar un correo electrónico a medicaleducation@altamed.org