Messi y Antonela desatan la locura en Ibiza. Tuvieron que salir rodeados de seguridad

No hubo agresiones, sólo llamaron demasiado la atención

Lionel Messi pasó una día de fiesta con su esposa y sus amigos del Barcelona en Ibiza, más tarde, ya en la noche decidieron irse a Ushuaia, donde la gente lo reconoció y le gritó, pero no hubo pleito, tal y como algunos medios lo publicaron; el mismo futbolista desmintió esta versión en sus historias de Instagram.

En el video que se viralizó en redes sociales, es evidente que personal de seguridad ayuda al futbolista a salir de la discoteca entre empujones y gritos, por lo que algunos medios mencionaron que Messi y su esposa habían sido víctimas de golpes y agresiones, pero al día siguiente el argentino aclaró la situación con una publicación, por lo que al parecer su caótica salida sólo fue debido a que el futbolista llama demasiado la atención en cualquier lugar público donde aparece.

Leo aclaró que no hubo incidentes la noche de la celebración.
Leo aclaró que no hubo incidentes la noche de la celebración.