“EEUU: Ámalo o vete”. El letrero racista que luce esta iglesia desde ataque de Trump a progresistas

El mensaje ofensivo de Trump a las congresistas de color, entre las que está Alexandria Ocasio-Cortez, caló en esta comunidad religiosa. El pastor del lugar asegura haber recibido amenazas de muerte desde que colgó el cartel
“EEUU: Ámalo o vete”. El letrero racista que luce esta iglesia desde ataque de Trump a progresistas
El discurso incendiaro de Donald Trump tiene repercusión también en comunidades religiosas.
Foto: Getty Images

La Iglesia Baptista de la Amistad de Appomattox, un pequeño pueblo de Virginia, colgó un cartel en el exterior del edificio que insta a quienes pasen por allí a amar a Estados Unidos o, en caso contrario, a irse del país.

El pastor Earnie Lucas le dijo a NPR que había colocado del letrero “EEUU: Ámalo o vete” hace varias semanas, más o menos cuando el presidente Donald Trump publicó un tuit en el que atacaba a las cuatro representantes progresistas de color (entre ellas Alexandria Ocasio-Cortez) que se hacen llamar “La brigada”. En su mensaje, Trump dijo que deberían “volver a los lugares totalmente rotos e infestados de delitos de los que vinieron y ayudar a repararlos”.

Lucas es un hombre blanco de 85 años y ha sido pastor en su comunidad durante décadas. Él defiende su letrero ante NPR y expresa su enojo por las respuestas que ha recibido en redes sociales y en las noticias.

“Las cartas que vienen del norte de la línea Mason-Dixon, siento decirlo… Esa gente no sabe hablar”, dice Lucas en referencia a la simbólica y supuesta frontera cultural entre el norte y el sur del país. “Estás hablando de un lenguage vil y miserable”, dice Lucas de sus propios compatriotas y con la intención de avivar antiguas divisiones.

El pastor asegura haber recibido amenazas de violencia y de muerte desde que colgó el cartel. Pero también le han llegado cartas de apoyo y donaciones de todo el país.

Medios locales publicaron que algunos feligreses habían dejado de asistir a las ceremonias religiosas en señal de protesta o por miedo a las represalias violentas. Sin embargo, Lucas aseguró al medio anteriormente citado que el último fin de semana habían acudido todos los asiduos.

El pastor baptista no considera que sus comentarios o los de Donald Trump sean racistas. “No tenía intención de herir a nadie, ni aquí ni en el eestado de Virgina”, dijo Lucas. “Estaba hablando de personas que han venido ilegalmente y que tratan de destrozar el lugar”, agregó.

Durante el servicio, el pastor habló de la masacre de El Paso pero puso en duda que el autor estuviera dirigiéndose a latinos, a pesar del informe policial y del manifiesto previo. NPR comunica también que el pastor no cree que sean ciertos los estudios que aseguran que los indocumentados cometen menos crímenes.


Amigo del autor de la masacre de Ohio guardó armas usadas en el tiroteo. Ahora está acusado

Fiscal general de EEUU denuncia “serias irregularidades” en la cárcel donde murió Epstein

Llevaba 20 en EEUU. Tenía que someterse a una operación complicada. Aún así, ICE lo deportó