Cambios en el proceso de asilo desencadenan protesta de jueces de inmigración

Así intenta tener más influencia sobre casos de inmigración, según jueces
Cambios en el proceso de asilo desencadenan protesta de jueces de inmigración
La Administración avanza en restringir cómo obtener asilo.
Foto: John Moore/Getty Images

La administración del presidente, Donald Trump, prosigue con su plan de cambiar las reglas por las que se establece quién, entre los migrantes, tiene derecho a instalarse en el país. Este viernes dio a conocer un nuevo cambio que afecta los procesos de concesión de asilo. Jueces y abogados de inmigración creen que el Gobierno así intenta tener más influencia sobre los casos de inmigración.

La nueva norma puesta puesta en marcha concede más poder a la Oficina Ejecutiva para la Revisión de la Inmigración (EOIR, en inglés), la agencia del Departamento de Justicia que supervisa las cortes de inmigración, en decisiones sobre peticiones de asilo no resueltas antes de un plazo establecido. De esta manera, el director de este organismo podrá elegir si acepta o rechaza apelaciones a las decisiones sobre esas solicitudes. 

Ello conlleva que, a partir de ahora, se vayan a establecer antecedentes legales que pueden redefinir la ley de asilo, según explica The Washington Post. Y así se consolida la posición de EOIR en la coordinación de los tribunales de inmigración tras su creación por parte de la administración en 2017, agrega The Associated Press, el primer medio que habló de este cambio.

La nueva norma provisional se hará efectiva tras ser publicada este lunes. La persona que actualmente cubre el cargo de director de EOIR, James McHenry, fue asignado a ese puesto por Trump. Anteriormente, desarrolló gran parte de su carrera en el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

Hasta ahora, la autoridad que tenía facultad para revertir las decisiones de la Junta de Apelaciones de Inmigración era el fiscal general de EEUU. De hecho, el actual, William Barr, aplicó este poder hace menos de un mes para limitar la concesión de asilos a migrantes cuyas familias estén amenazadas por pandillas.

Lo mismo hizo un año antes Jeff Session, anterior fiscal general, para el caso de víctimas de grupos criminales y de violencia doméstica. Ahora, también el director de EOIR podrá tomar decisiones de este tipo.

Protesta de jueces migratorios

El sindicato de jueces de inmigración emitió un comunicado en el que califica la nueva norma como un “intento sin precedentes de desmantelar las cortes de inmigración”. En opinión de los jueces, de esta forma se otorga a una figura política, “no confirmada por el Senado”, el poder de decidir sobre casos individuales en lugar de la cortes, que son órganos no políticos.

“Así se elimina cualquier apariencia de un sistema judicial independiente que garantiza un proceso justo y no en base a la conveniencia política”, aseguró la presidenta del sindicato, Ashley Tabblador.

Recientemente, el Departamento de Justicia intentó eliminar el sindicato de los jueces de inmigración. También impuso objetivos de cumplimiento acelerado de plazos para la resolución de casos en el medio de un gran aumento del número de migrantes que llegan al país.

Kate Voigt, responsable de relaciones gubernamentales de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración, declaró que le preocupa que el director de EOIR tenga ampliada su autoridad.

“Creo que es otra forma de imponer decisiones políticas en los tribunales de inmigración”, dijo. “Estamos realmente preocupados de que esta sea otra forma de tratar de acelerar los casos y reducir las posibilidades de éxito de las solicitudes”.

A principios de esta semana, el Departamento de Seguridad Nacional desvió temporalmente a la mayoría de sus oficiales de asilo en Boston y Newark hacia la frontera, deteniendo virtualmente el procesamiento de nuevas solicitudes de asilo.

Esta semana, EOIR envió a sus jueces un resumen de prensa matutino que incluía un enlace a un artículo publicado en una web antiinmigrante, que también promueve el nacionalismo blanco. El correo electrónico enfureció a muchos magistrados.

Según denunció en una carta el sindicato de jueces de inmigración, EOIR envió a los jueces un enlace a una publicación de blog de VDare que “ataca directamente a los jueces de inmigración en ejercicio con insultos raciales” y antisemitas, documento al que tuvo acceso en primer lugar BuzzFeed News.

Una portavoz del Departamento de Justicia, del que dependen los 440 jueces de inmigración del país, aseguró que este órgano condena el antisemitismo.

Editado por Francesco Rodella con información de AP