Trump afirma que tiene derecho a ordenar que las empresas de EEUU salgan de China

Una poderosa ley respalda la "orden" de Trump para restringir el comercio de empresas de EEUU con China
Trump afirma que tiene derecho a ordenar que las empresas de EEUU salgan de China
Foto: OLIVIER DOULIERY/AFP/Getty Images

El presidente Donald Trump afirmó que tiene el “derecho absoluto” a “ordenar” a las compañías estadounidenses que dejen de hacer negocios con China, lo que implicaría utilizar su amplia autoridad ejecutiva de una manera nueva y sin precedentes en virtud de una ley de 1977.

El viernes, China dio a conocer una nueva ronda de aranceles sobre bienes estadounidenses por valor de aproximadamente $75 mil millones de dólares, la última escalada en una guerra comercial en curso que está ejerciendo presión sobre las dos economías más grandes del mundo.

En respuesta, Trump escribió en Twitter más tarde el viernes: “Por la presente, se ordena a nuestras grandes compañías estadounidenses que comiencen a buscar inmediatamente una alternativa a China, incluyendo traer … a sus compañías a CASA y hacer sus productos en los Estados Unidos”.

Al salir de la Casa Blanca para la cumbre del G7 en Francia, Trump dijo a los periodistas: “Tengo el derecho absoluto de hacerlo, pero veremos cómo va”.

Más tarde explicó que se refería a la Ley de Poderes Económicos Internacionales de Emergencia de 1977 (IEEPA), y en un tweet del viernes escribió:

“Para todos los reporteros de noticias falsas que no tienen idea de lo que la ley es relativa a la Presidencia potencias, China, etc., intente mirar la Ley de Poderes Económicos de Emergencia de 1977. ¡Caso cerrado! ”

La ley brinda a los presidentes un amplio margen en la regulación del comercio internacional durante tiempos de emergencias nacionales declaradas.

Trump amenazó con usar esos poderes a principios de este año para imponer aranceles a las importaciones de México en un intento por obligar  al gobierno mexicano a hacer más para abordar los cruces ilegales en su frontera compartida.

No estaba claro de inmediato cómo Trump podría usar esta ley para obligar a las empresas estadounidenses a trasladar sus manufacturas fuera de China y a Estados Unidos, y la amenaza de Trump parecía prematura, ya que no ha declarado una emergencia con respecto a China.

Incluso sin la amenaza de emergencia, la acción de represalia de Trump el viernes, que aumentó aún más los aranceles a las exportaciones chinas a Estados Unidos, ya había provocado una indignación generalizada de la comunidad empresarial.

Con información de AP y CNN