Melania Trump rechaza mentiras de su esposo sobre Kim Jong-un y el vino francés

La Casa Blanca tuvo que aclarar comentarios del presidente
Melania Trump rechaza mentiras de su esposo sobre Kim Jong-un y el vino francés
Melania Trump durante el encuentro del G7.
Foto: EFE

¿Se conocen o no se conocen? ¿Le gusta el vino francés o no?

La Casa Blanca aclaró este lunes los comentarios que el presidente Donald Trump hizo sobre su esposa Melania Trump y el líder de Corea del Norte Kim Jong-un.

La portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, dijo en un comunicado que “el Presidente Trump confía a su esposa muchos asuntos, incluyendo elementos detallados de su fuerte relación con el Presidente -Kim – y mientras que la Primera Dama todavía no lo ha conocido, al Presidente le apetece que ella lo conozca también”.

Allí, en la rueda de prensa al final de la reunión, el presidente hizo referencia a Melania Trump al referirse a Corea del Norte y a su líder.

La gira de Ivanka Trump por tres países de América Latina

“Kim Jong-un, a quien he conocido extremadamente bien, la primera dama que ha conocido a Kim Jong-un, y creo que ella estará de acuerdo conmigo, él es un hombre con un país con un potencial tremendo”, señaló.

De acuerdo al diario Politico, en ese momento Melania Trump se encontraba en mitad de la audiencia, ladeó su cabeza ligeramente y miró de forma inquisitiva a su marido.

¿Gusto por el vino francés?

La primera dama fue también protagonista en otro instante de la rueda de prensa cuando a Trump le preguntaron si el hecho de que Melania Trump hubiera bebido vino francés en Biarritz significaba que el mandatario había renunciado a imponer aranceles a los caldos galos en respuesta a la tasa digital de Francia.

En respuesta a la cuestión, el presidente eludió decir si renunciaba a esas sanciones contra un producto que es símbolo de Francia, aunque aseguró: “Puedo confirmar que la primera dama adora el vino francés“, se limitó a responder.

La cámara que registraba la rueda de prensa giró hacia la Primera Dama y lo encontró fue un rostro de desaprobación.

La presencia de Melania Trump en la cumbre ha dado para todo tipo de habladurías, desde soldados franceses admirándola de reojo hasta especulaciones  por un saludo de beso con el primer ministro canadiense.

Con información de EFE.