Automovilista Jessi Combs muere al intentar batir su propio récord de velocidad

La "mujer más rápida en cuatro ruedas"

La automovilista Jessi Combs falleció el martes en Orgen cuando intentaba batir su propio récord de velocidad.

La piloto de 36 años falleció al sufrir un accidente en el desierto de Alvord. Combs conducía un auto a reacción de 52,000 caballos de fuerza. El hecho ocurrió poco después de las 4:00 p.m.

La “mujer más rápida en cuatro ruedas”, como se le conocía, tenía una marca de velocidad de 298 millas por hora con el North American Eagle Supersonic Speed Challenger.

La muerte fue confirmada por Terry Madden, compañero de equipo.

“Ella era el espíritu más increíble que he conocido o conoceré”, escribió Madden en Instagram. “Desafortunadamente la perdimos ayer en un horrible accidente, fui el primero en llegar allá y creanme que hicimos todo lo humanamente posible para salvarla”.

Combs era oriunda de Rapid City en South Dakota.