Matrícula gratuita en colegios comunitarios de California

Los estudiantes que califiquen no tendrán que pagar los dos primeros años de educación en ninguno de los 115 colegios del estado; el objetivo es mejorar la fuerza laboral, dijo el gobernador
Matrícula gratuita en colegios comunitarios de California
Estudiantes de ELAC se toman la foto con el gobernador Gavin Newsom y el asambleísta Miguel Santiago. (Suministrada).
Foto: Suministrada

La fuerza laboral de California no está preparada para enfrentar los retos académicos y tecnológicos del Siglo 21, admitió el gobernador Gavin Newsom, luego de presentar los beneficios de dos años de matrícula gratuita para estudiantes de los 115 colegios comunitarios del estado.

“No, no creo que estamos tan preparados como debería ser”, dijo Newsom, a pregunta expresa de La Opinión. “Por eso, es tan importante respaldar a los colegios comunitarios”.

Al concluir su breve gira de trabajo por el Colegio del Este de Los Angeles (ELAC), el mandatario estatal afirmó que la puerta hacia la educación universitaria son los colegios comunitarios.

“Yo serví en el consejo de administración las Universidades Estatales de California (CSU) y lo que llama la atención es que los sistemas de colegios comunitarios, con más de dos millones de nuestros estudiantes son la columna vertebral de nuestro sistema educativo”, dijo. “Es muy importante crear una mentalidad de oportunidad, para que las personas no piensen en el factor dinero como una limitante de obtener un título”.


El anuncio de la matrícula gratis lo hizo el gobernador Newsom en ELAC. (Suministrada)

Sin embargo, consideró que, si en California no se producen suficientes personas que obtengan títulos de asociado y títulos de licenciatura, “nunca podremos cumplir con el cambio y la naturaleza de la automatización y una economía de más y más personas participando en el tipo de ocupaciones que requieren habilidades profundas y que requieren constante e interminable actualización de esas mismas habilidades”.

Estudiantes llenos de metas e ilusiones

El Programa Promesa de California (California College Promise) contempla 46 millones de dólares en el presupuesto de 2020 para auxiliar a estudiantes a cubrir algunos costos de educación superior.

La exención del pago de matrícula durante dos años en colegios comunitarios -no todos- de California beneficiaria a decenas de miles de estudiantes que cumplan con ciertos requisitos, como ser de bajos recursos económicos, estudiar a tiempo completo y tener como mínimo un promedio de rendimiento académico de 2.0

“Yo quiero estudiar una carrera de desarrollo infantil”, declaró la estudiante Soledad Zavaleta, de 17 años de edad. “Mis padres no tienen mucho dinero, y por eso yo apliqué desde el año pasado a esa ayuda”. Su papá, Adán, es soldador y su madre Elvira es ama de casa.

“Esa ayuda me ha servido a mi para poder comprar algunos útiles escolares”, añadió su amiga en ELAC, Andrea Evaristo, de 18 años, quien se prepara para obtener un título universitario en patología del habla. Ella, dijo que, escogió esa carrera, “porque me gusta ayudar a los niños”.

Ayuda a quien lo pida

El dinero que destinará el estado es cubierto por la ley AB 19, del asambleísta Miguel Santiago (Distrito 53/Los Angeles) conocida como California College Promise, aunque la realidad es que no se refiere a colegio comunitario gratuito o universidad gratuita.

“El gobernador hizo un compromiso con nuestros estudiantes y lo cumplió”, resaltó el asambleísta demócrata. “Y yo me quisiera asegurar que cada estudiante que vaya al colegio logre transformar su vida para siempre”.

Por su parte, el doctor Francisco Rodríguez, canciller del Distrito de Colegios Comunitarios de Los Angeles (LACCD), manifestó que el programa también envía el mensaje a la comunidad latina que es posible aspirar a una educación superior en California, aunque no se tenga dinero.

“Será mucha ayuda para quienes no tenemos tanto dinero y queremos estudiar”, dijo Francisco Esquivel, un estudiante de teatro en ELAC. (Jorge Macías)

“Inclusive, si el estudiante es de bajos recursos, puede ser elegible con ayuda de 5,000 hasta 10,000 dólares en el primer año de colegio”, aseguró el funcionario. “Hay diversas formas de ayuda, becas y préstamos, solo es cuestión que los estudiantes se acerquen para llenarles las solicitudes”.

El LACCD atiende a más de 260,000 estudiantes y comprende: ELAC, Los Angeles Mission College, Pierce College, Los Angeles Valley College, Los Angeles City College, West Los Angeles College, Los Angeles Trade-Technical College, Los Angeles Southwest College y Los Angeles Harbor College, en los últimos 77 años se han educado más de tres millones de personas.

Costos elevados para los pobres

La ley Promesa de California se redactó originalmente para proporcionar matrícula gratuita a los estudiantes de tiempo completo y que deben completar 12 unidades. Por lo general, la matrícula cuesta $46 por unidad, o $ 1,380 por año.

Sin embargo, después del cabildeo de funcionarios del sistema de colegios comunitarios, la versión final se transformó para dar a los colegios libertad para el uso de los fondos provistos por la ley, y ayudar a los estudiantes a cubrir una gama de costos: desde matrícula gratuita para quienes no califican como de bajos ingresos, hasta recibir la exención de matrícula estatal para adquirir computadoras portátiles gratuitas y cupones de libros de texto.

“Dependiendo de la necesidad, cada estudiante puede decidir si requiere ayuda para pagar la matricula, alimentos, libros o transporte”, comentó Diana Bonilla, consejera general en LA Mission College de Sylmar, donde el 80% de sus 10,300 estudiantes son de origen latino.

Con ganas de estudiar una carrera

De cualquier manera, la ayuda es bienvenida por Francisco Esquivel, un estudiante de teatro en ELAC, quien, a pesar de que no ha concluido la preparatoria, se ha adelantado a estudiar clases de ingeniería en sonido en ELAC.

“Será mucha ayuda para quienes no tenemos tanto dinero y queremos estudiar”, dijo el joven estudiante que fue adoptado por su tía Cecilia desde los cinco años de edad. Su padre falleció por una sobredosis de drogas cuando él tenía apenas año y medio, y junto con su hermana más pequeña fue separado de su madre. Sus progenitores se habían conocido en un centro de tratamiento para drogadictos. “Para ayudarme con mis estudios, yo trabajo como cocinero en un restaurante McDonald’s”

En efecto, ni Francisco ni su tía cuentan con el dinero suficiente para pagar la tarifa de $1,220 para estudiantes de pregrado que ELAC cobró para el año académico 2018-2019. Cuando él entre al colegio, la tarifa estimada sería de $1,196.

Los Colegios Comunitarios de California atienden a 2.1 millones de estudiantes en 115 instituciones de educación superior.

Según el gobernador Newsom, se proyecta auxiliar a 33,000 para el segundo año de matrícula gratuita bajo el Programa Promise. Eso es aproximadamente el 1.5% de los estudiantes que asisten a un colegio comunitario en California.

¿Quiénes califican?

En California hay dos programas que ayudan con la matricula en colegios comunitarios, y aunque tienen nombres similares, su enfoque es distinto.

California College Promise Grant paga las cuotas de los colegios comunitarios de estudiantes de bajos ingresos, residentes de California y estudiantes indocumentados elegibles bajo la ley AB 540. La beca está disponible independientemente de cuántas unidades tome el estudiante.

El programa California College Promise ofrece una matrícula gratuita de dos años para estudiantes de primer año en el colegio que vayan a tiempo completo.

Los requisitos para estudiantes que pueden ser elegibles en el Programa Promesa de California son:

  • Ser estudiantes a tiempo completo
  • Ser residentes de California o estudiantes AB 540
  • Ser estudiantes de colegio por primera vez.
  • Tener un promedio académico de 2.0