Pareja se cambia a otro país y deja en el abandono a su hija adoptiva

Fueron acusados de abandonar a su suerte a la niña de 10 años que decidieron adoptar, pero la historia tiene un giro inesperado

Pareja se cambia a otro país y deja en el abandono a su hija adoptiva
Kristine y Michael Barnett aseguran que fueron víctimas de fraude.
Foto: Captura de video

Fue en 2010 cuando Kristine Elizabeth y Michael Barnett, originarios de Indiana y padres de 3 niños, iniciaron los trámites para adoptar a una niña ucraniana de 8 años, la cual padecía enanismo. Dos años después, la pareja decidió abandonarla a su suerte.

Resulta ser que en 2013, la familia Barnett se mudó a Canadá, pero su hija adoptiva no se fue con ellos. La policía encontró a la niña, de entonces ya 10 años, sola, en un departamento que sus padres adoptivos le rentaron para ella en Lafayette.

Luego de 5 años de investigación por parte de las autoridades, el pasado miércoles un juez determinó que Kristine y sy ahora exesposo Michael fueran acusados de negligencia por abandono de un menor, cargo que la mujer se niega a aceptar e incluso, afirma que fueron víctimas de un fraude.

Según la propia Kristine, la niña que adoptaron en realidad no tenía 8 años cuando llegó a su casa y que su fecha de nacimiento habría sido alterada por las personas que llevaron a cabo los trámites de su adopción en su país natal. De hecho, ella y su exmarido, antes de mudarse a Canadá, habrían modificado legalmente la edad de la niña, la cual pasó de tener 10 años a 22.

Para su defensa, la mujer presentó a una cadena de televisión un informe médico llevado a cabo por un doctor de Indiana University Health (IU Health), que afirmaba que la edad de la niña era “inexacta”, ya que luego de analizar los registros dentales y su ciclo menstrual presenta características de una persona adulta. Además, también le fue diagnosticado un trastorno de personalidad y que ella misma reconoció en 2011 que era mayor de edad.

Por su parte, Michael indicó que solo se encargaron de pagar la renta del departamento pero que no solventaban la manutención de su hija adoptiva.

La joven habría vivido en condado de Tippecanoe hasta 2016 y hasta el momento, se desconoce su paradero.