Las víctimas del tiroteo en Las Vegas recibirán 800 millones de dólares

Abogados catalogan de ‘histórico’ el acuerdo que podría influir en la política de Washington sobre la proliferación de armas de fuego
Las víctimas del tiroteo en Las Vegas recibirán 800 millones de dólares
Grupo de abogados que representa a 4,500 víctimas en una demanda colectiva contra el hotel MGM. (Jorge Macías)
Foto: Jorge Macías / Impremedia

Un grupo de abogados que representa a unas 4,500 víctimas en una demanda colectiva en contra del hotel MGM de Las Vegas, donde hace dos años ocurrió la peor masacre masiva en la historia moderna de Estados Unidos, dieron a conocer que llegaron a un acuerdo para que se pague entre 735 y 800 millones de dólares.

Durante una rueda de prensa frente a la corte federal de Los Ángeles, el abogado Mark Robinson dijo que la cantidad del acuerdo con MGM Resorts International se logró después de un año y medio de negociaciones.

El 1 de octubre de 2017, Stephen Paddock llevó a cabo el peor tiroteo que se haya registrado después de los ataques terroristas del 9/11. Su plan meticuloso cobró la vida de 58 personas, entre la multitud de 22,000 que acudían a concierto musical al aire libre Ruta 91.

Este acuerdo se da dos días después que se recordó el segundo aniversario de la masacre. Desde una ventana en el piso 32 del hotel Mandalay Bay, Paddock disparo a diestra y siniestra. Aparte de las víctimas mortales, hirió a otras 869, y de estas, 413 fueron impactadas por las balas; luego de ser descubierto, se suicidó.

El ataque no fue considerado un ataque terrorista doméstico, pero a juicio del abogado Robinson, el gobierno y los políticos en Washington prestarán atención “cuando el poderoso grupo de cabilderos de la industria de seguros” les reclamen por lo que tienen que apagar.

“Esto tiene que acabar”, expresó en relación a los repetidos tiroteos en el país. “El gobierno tiene que hacer algo”.

Kevin Boyle de la firma de abogados Panish Shea & Boyle LLP anunció que el acuerdo incluye a tres firmas de abogados que representan a las 4,500 víctimas directas o indirectas del tiroteo. Las otras firmas son Robinson Calcagnie y Eglet Adams.

“Hay alrededor de 70 empresas involucradas en este caso; esto ha sido un arreglo histórico, ya que el acuerdo es el primero para víctimas de tiroteos masivos en Estados Unidos”, dijo Boyle. “Ninguna de las víctimas quería pasar por esto, no querían perder a sus seres queridos, no querían ser lastimadas, no querían dinero. Pero tienen la esperanza de que el pago de este dinero creará algún cambio”.

El abogado indicó que cuando las poderosas compañías de seguros, “que tiene mucho poder en Washington, se dan cuenta de que van a comenzar a pagar por estos tiroteos masivos, van a obligar a Washington a hacer algunos cambios para detenerlos antes de que se repitan”.

¿Cree que estos cambios van a suceder?, preguntó La Opinión.

“Bueno, desafortunadamente si hay algo que Washington escucha, es el dinero, y este es un montón de dinero que solo pagarán a las personas y creo que ese tipo de personas tienen el poder de hacer cambios en Washington”, respondió.

Según una encuesta de 2017, la tasa de asesinatos u homicidios por arma de fuego es la más alta en el mundo desarrollado, con 11,000 muertes como resultado.

Además, una encuesta por parte del Buró Federal de investigaciones (FBI), indica que alrededor del 40% de los estadounidenses dicen que poseen un arma o viven en un hogar con alguien que tiene una

Boyle precisó que las aproximadamente 4,500 víctimas que pueden participar en este acuerdo podrían ser compensadas para finales del año 2020 cuando el dinero sea distribuido por un administrador que nombre la corte federal de Nevada.

Asimismo, declaró que la firma Panish Shea & Boyle representa específicamente a familias directas de unas 20 víctimas mortales.

Sin mencionar nombres, Boyle agregó que representa a una familia que perdió a su única hija y están devastados, a 4 niños que perdieron a su único padre, a una persona que estuvo en el lugar de la masacre para celebrar su aniversario de bodas, pero la pareja murió acribillada.

“Cada historia de los casos de muerte es devastadora”, precisó. “La gente solamente estaba allí de vacaciones”.