Él Awards: Felipe López-Embajador de la NBA

Historias de latinos destacados 2019
Él Awards: Felipe López-Embajador de la NBA
Foto: ED

Felipe López comenzó su carrera de basquetbolista no precisamente jugando, sino viendo y admirando a sus hermanos desempeñarse en varios deportes. Bueno, y también cargando sus mochilas y como encargado de proveerles agua en los entrenamientos.

Su carrera en las canchas inició cuando emigró con su familia a Estados Unidos procedente de República Dominicana. Su altura de seis pies y cinco pulgadas lo hicieron el candidato perfecto para formar parte de los equipos de basquetbol de la escuela de bachilleres. Sus habilidades en este deporte pronto lo convirtieron en uno de los candidatos más codiciados en la historia de las preparatorias.

López comenzó su carrera en la National Basketball Association como miembro del equipo San Antonio Spurs, luego fue transferido a los Vancouver Grizzlies, donde jugó 112 juegos hasta que fue transferido a los Washington Wizards. También jugó con el Minnesota Timberwolves y los Dallas Mavericks.

Ahora, como atleta retirado, López, a quien algunos se refieren como el Michael Jordan Dominicano, es embajador de la NBA, en donde apoya programas sociales que buscan, entre otras cosas, mejorar la vida de los niños de las comunidades más desfavorecidas.

“También trabajamos en programas para mejorar la relación entre la policía y la comunidad y en las cárceles”, dijo el atleta de 44 años.

En esta tarea también participan grandes marcas, que se encargan de otorgar recursos para que estos programas se puedan ejecutar.

En este trabajo López es feliz “porque no hay una gran representación de latinos en la NBA”. Así que él, en su papel de atleta inspirador, sabe lo importante que es que un chico de la misma cultura y mismo idioma, hable de los problemas y necesidades de una comunidad.

Actualmente, López colabora en la Junior NBA, una liga de basquetbol que se acaba de crear en República Dominicana y que está formada por 30 equipos que juegan temporadas de tres meses. Eso mantiene a los niños enfocados, dijo López, y si destacan pueden ser llamados para jugar como profesionales en la NBA.

Además de atleta, López posee una licenciatura en administración hotelera y de restaurantes, una carrera que pudo cursar sin costo gracias a sus dotes como deportista.