Nueva ley obliga a universidades de California a designar intermediario con los dreamers

Entrará en vigor para el ciclo escolar 2020-21
Nueva ley obliga a universidades de California a designar intermediario con los dreamers
Foto: La Opinión

Bajo una nueva ley, los colegios comunitarios y las universidades públicas de California deberán designar un enlace o intermediario con los dreamers en sus campuses universitarios a partir del ciclo académico 2020-21. Sin embargo, líderes de la educación superior lamentan que la ley no venga acompañada de financiamiento para cumplirla al pie de la letra en los colegios comunitarios.

El gobernador Gavin Newsom firmó la ley AB 1645, presentada por la asambleísta de Baldwin Park, Blanca Rubio que obliga a nombrar el intermediario  para ayudar a los estudiantes indocumentados e inmigrantes a navegar el sistema educativo.

Esto incluye a colegios comunitarios, la Universidad Estatal de California (CSU) y la Universidad de California (UC).

“Uno de las principales luchas como estudiante indocumentada es tener que ir alrededor de un campus, explicando mi situación, diciéndoles a quienes están detrás de un escritorio, ‘soy indocumentada’ para que puedan darme la información que necesito en cuanto a los pagos y solicitudes administrativas”, dice Rosa Rodríguez,  estudiante de políticas de salud pública de Irvine Valley College.

Los estudiantes indocumentados tendrán más apoyos en las universidades de California. (Emilio Flores/La Opinión)

Puede que no parezca una gran cosa, pero cuando tú eres indocumentada, decirle tu estatus a la persona equivocada puede costarte la vida que has construido en este país”, dice.

La nueva ley exige a las universidades públicas crear un centro de recursos para los dreamers con personal y recursos que los asesoren en cuanto a la ayuda financiera y las oportunidades académicas para que aumenten la matrícula, la transferencia y las tasas de graduación entre los dreamers.

Algunas universidades ya cuentan con centros de recursos para los dreamers como la Universidad de California en Los Ángeles; la Universidad de California en Davis; la Universidad Estatal de California en Los Ángeles; la Universidad Estatal de California en Fullerton y la Universidad Estatal de California en Northridge. Ellos proveen talleres informativos, clínicas legales, información sobre los programas disponibles para los inmigrantes indocumentados, consejería y servicios de apoyo.

“Necesitamos apoyar a nuestros dreamers y darles el apoyo educativo que necesitan”, afirma la asambleísta Rubio.

“Como una estudiante indocumentada, yo sé demasiado bien todas las luchas que los dreamers han enfrentado. La AB 1645 le dará a estos estudiantes una mayor oportunidad de superar obstáculos y tener una experiencia educativa exitosa”, señala.

Se estima que cada año aproximadamente 65,000 estudiantes indocumentados se gradúan de las secundarias en los Estados Unidos.

Muchos estudiantes indocumentados se encuentran al llegar a las universidades públicas o colegios comunitarios que no hay personal que entienda sus necesidades. (Emilio Flores/La Opinión).

Desde que se han aprobado piezas legislativas importantes para los jóvenes inmigrantes como en California, la AB 540 – la ley que permite que los estudiantes indocumentados graduados de secundarias de California paguen las mismas colegiaturas que los residentes del estado –  y  el DACA – la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, el acceso a la universidad se ha hecho más accesible para los estudiantes indocumentados en el estado.

Sin embargo, en un estudio reciente conducido por el Proyecto Undocuscholars, muchos muchachos expresaron preocupaciones y frustraciones con la falta de conocimiento del personal académico de las universidades y los administradores sobre las políticas y servicios que apoyan a los estudiantes indocumentados.

El intermediario de recursos de los dreamers creado por la AB 1645 ahorrará tiempo al personal y recursos al optimizar toda la ayuda financiera y oportunidades académicas disponibles para los estudiantes AB 540.

La medida fue apoyada por la Coalición por los  Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA) y numerosos grupos.

Después de cinco años de lucha, las instituciones de educación superior como el sistema de colegios comunitarios tendrán personal designado para asistir a los estudiantes indocumentados y DACAmentados”, dice Joseph Villela, cabildero de CHIRLA.

“Esta ley asegurará el éxito de los jóvenes inmigrantes, especialmente de aquellos que se están graduando de la secundaria y no tienen acceso a DACA”, agrega.

Falta financiamiento

De los 111 colegios comunitarios que hay en California, 35 ya tienen centros de recursos para los dreamers, y 19 campuses tienen un coordinador, cuyo sueldo se paga con una combinación de recursos propios y becas públicas y privadas.

Laura Metune, vicerrectora de asuntos de gobierno dice que que apoyan la contratación de intermediarios y establecer centros en cada campus, pero se estima que eso costará 2.9 millones de dólares, para lo cual la ley no provee fondos.

“Los colegios comunitarios sirven al número más grande de estudiantes indocumentados de cualquier sistema de educación superior en California, pero continúan recibiendo el financiamiento más bajo por estudiante. Así que proveer un financiamiento adecuado será clave para asegurar que los colegios puedan proporcionar servicios significativos a todos los estudiantes, incluyendo a nuestros estudiantes indocumentados”, afirmó.

UC se adelanta

Sarah McBride, vocera de la Universidad de California dijo que cada campus de UC provee una variedad de servicios a los estudiantes indocumentados, y ya ha designado enlaces para a apoyar con recursos a los estudiantes indocumentados de cada campus.

“Nuestro apoyo para los estudiantes indocumentados es desde hace mucho, y en 2013 la presidenta Janet Napolitano lanzó la Iniciativa para Estudiantes Indocumentados, que proporciona financiamiento a los campus para ayuda financiera y servicios estudiantiles para las necesidades únicas de los estudiantes. El programa fue ampliado en 2016”, señaló.