¿Por qué es mejor comer las espinacas crudas?

Las espinacas son popularmente conocidas como "oro verde" para la salud, conoce las mejores formas de consumirlas y obtener todos sus nutrientes, bondades y propiedades medicinales

¿Por qué es mejor comer las espinacas crudas?
Las espinacas son un superalimento cargado de vitaminas y minerales, su consumo es ideal para personas que quieren bajar de peso, combatir la diabetes, anemia, colesterol alto y enfermedades cardiovasculares.
Foto: shutterstock

Las espinacas son una planta que viene de la familia de las amarantáceas, se caracterizan por sus humildes hojas verde oscuro, cargadas de nutrientes y vitalidad. Sus primeros cultivos fueron en Oriente Medio y es considerada “La reina de las verduras” por todos los beneficios que aporta, son el vegetal de hoja verde por excelencia, están llenas de vitaminas, minerales y fitoquímicos beneficiosos. Destacan por su contenido en un compuesto llamado luteína un pigmento que le aporta su característico color verde oscuro, que aporta una gran contenido de antioxidantes que les brinda un extraordinario efecto desinflamatorio. 

Según estudios de la Universidad Estatal de Nueva York en Binghamton (Estados Unidos) y publicados en la revista Nutritional Neuroscience, se ha demostrado que los efectos de ciertos alimentos específicos en el bienestar psicológico y el estado de salud dependen en gran medida de la edad de una persona. En este caso uno de los superalimentos que más influyen en la calidad de vida de las personas se encuentran las espinacas, esto se debe a que han comprobado que las bondades relacionadas con su aporte en luteína resulta beneficiosa para mantener en buen estado las arterias, de tal manera que resulta un gran vegetal para promover la buena salud cardiovascular. 

El contenido de luteína esta directamente relacionado con la forma en que se consumen las espinacas y es importante entender que esta poderosa sustancia se descompone con el calor, es por ello que al cocinarse pierden la mayoría de sus beneficios nutricionales y medicinales.

La revista Food Chemistry realizó diversos estudios y diferentes pruebas con espinacas preparadas en diferentes maneras y concluyó que la mejor manera de consumirlas es en crudo, de preferencia integrándolas en bebidas naturales como son: smothies, jugos verdes y batidos; la recomendación es mezclarlas con bebidas que aporten grasas saludables como son la leche de almendras, nuez o coco.

Esto no quiere decir que las espinacas cocidas sean un cero a la izquierda, únicamente es importante considerar que en este proceso pierden las cualidades que brinda la luteína y conservan algunos minerales, pero pierden bastantes vitaminas. Es por ello importante procurar consumir una porción de espinacas crudas al día, ya que son un superalimento que aporta buenas cantidades de agua, proteínas, hierro, ácidos Omega 3 y ácido fólico.

¡Ahora ya lo sabes! No existen pretextos para consumir más espinacas y llenarte de todos sus saludables beneficios.

Jugo verde de espinacas./Foto: Shutterstock